¿Hablan sobre ti? Acaba con los rumores

296595996_0665ece050

Hay muchos tipos de rumores. Los hay inofensivos, los hay que surgen de un malentendido, los hay malintencionados y los hay que pueden perjudicar mucho la imagen de una persona. Ser víctima de un rumor no es nada agradable para la persona que lo sufre, sobretodo, porque llegan a sus oídos cosas sobre ella que no tienen nada de cierto y que en muchas ocasiones pueden hacer mucho daño.

Por eso, si eres tú la víctima de un rumor, acaba con él cuanto antes. Eso sí, no te muestres enfadada ni ofendida, porque eso solo hará que alimentar el rumor («seguro que es verdad, no veas como se puso», «quien se pica…ajos come»).

Cuando sepas exactamente qué es lo que se dice de ti («el viernes al salir de la oficina se fue de copas con el jefe»), no montes en cólera ni hagas comentarios que aludan directamente al rumor (del tipo «ni se me ocurriría salir con el jefe»), sino que lo que debes hacer es lanzar comentarios que parezcan casuales pero que vayan en contra del rumor («el viernes por la noche estuve en el cine con mi hermana»).

En cambio, si la persona de la que se habla no eres tú, no sigas los rumores y córtalos cuanto antes con «esa persona no haría eso» o «me extraña mucho de ella». Ya sabes, no hagas con los demás lo que no te gusta que te hagan a ti.

Foto de Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...