Cómo mejorar tu estado de ánimo cambiando tus hábitos del día a día

Ser optimista y mostrarte positiva puede ayudarte a enfrentar los problemas de tu día a día. Hoy te damos algunos consejos para hacerlo cambiando hábitos de tu día a día.

felicidad

Ser feliz es una meta que todo el mundo se plantea en la vida.  Sin embargo, la felicidad es un concepto bastante relativo que es diferente para cada persona. Todos desean ser felices y cada cual busca la felicidad a su manera: trabajando, buscando el amor, con la familia,… Pero al final, son muy pocos los que se declaran plenamente felices. ¿Acaso la felicidad absoluta no existe? Quizás no. O quizás el mundo se complica demasiado buscándola olvidándose de lo que es vivir de verdad.

Se vive en un mundo condicionado en el que nadie está contento con lo que tiene. Se trazan objetivos y si se logran enseguida aparecen otros nuevos. Apenas te da tiempo a disfrutar de aquellos logros que te has planteado y de sus éxitos porque pasas el tiempo comenzando otros nuevos.  Es difícil apagar la mente y vivir el momento. Las preocupaciones del pasado y el futuro se entremezclan para nublar el presente. En realidad, darle una nueva perspectiva a la manera de ver las cosas puede darte esa actitud optimista que necesitas para ser más feliz y sentirte mejor contigo misma.

El optimismo como clave de la felicidad

Ser feliz es muy fácil, simplemente hay que ir por la vida con los ojos muy abiertos para que te des cuenta de todo lo que tienes alrededor y lo disfrutes de verdad. Lo que te planteamos a continuación son algunos cambios de hábitos que sí podrán serte de gran ayuda a la hora de mejorar tu optimismo en el día a día. No se trata de hábitos complejos, sino más bien de todo lo contrario. Una vez los conozcas conseguir la felicidad estará en la palma de tu mano.

Levántate temprano

Existe un refrán que dice: «A quién madruga Dios le ayuda». Cuanto más temprano te levantes más tiempo vas a tener para disfrutar de la vida y de ese optimismo que requiere la felicidad. Eso sí, asegúrate de descansar las horas que necesitas porque sino harás justo lo contrario a lo que necesita tu cuerpo.

Organízate

No te dejes llevar por la rutina. Procura organizar tus tareas diarias pero reserva tiempo para ti y para hacer las cosas que te gustan. Ser optimista no se consigue con un día a día lleno de tareas y obligaciones.

Aprende a valorarte

Si quieres que te quieran, primero tienes que quererte tu misma. Acepta tus virtudes y tus defectos y si algo no te gusta, trata de cambiarlo con una actitud positiva y buscando ser siempre esa persona que quieres ser.

Trata de encontrar tu sueño

A veces ni siquiera tienes un sueño, porque te dejas llevar por la rutina y te acomodas en el asiento sin levantarte. Trata de hacer cosas distintas hasta que consigas lo que realmente te gusta. Salir de tu zona de confort ayuda a descubrir nuevos hobbies, nuevas habilidades y a hacerte parecer que cada día de tu vida es realmente único.

Haz algo de ejercicio

La actividad física reduce el estrés, ayuda a eliminar toxinas, controla los niveles de colesterol y ayuda con el sobrepeso. Además, son muchos los deportes que te ayudan a lograr aumentar los niveles de algunas hormonas que tienen que ver con el bienestar físico y mental.

Come sano

Come sano y variado, eso te ayudará a sentirte sana y más fuerte. Tu alimentación refleja tu modo de vivir y lo mucho o poco que te quieres. Además, incluir todos los alimentos de una dieta saludable ayuda a lograr una mejora del estado mental y una actitud más positiva.

Cero envidias

A nivel social también hay algunos hábitos que deberías tener en cuenta a la hora de mejorar tu estado de ánimo. No debes envidiar a nadie ni por lo que tiene ni por lo que es. Cada quien debe alcanzar su meta en la vida e intentar ser feliz.

Sal al aire libre

Procura disfrutar de largos paseos acercándote a la naturaleza. El sol y el aire te llenaran de buenos sentimientos y mejorarán la absorción de algunos nutrientes como la vitamina D. La falta de ésta se asocia a estados de ánimo negativos o depresivos.

Dedícate tiempo

Trata de dedicar un poco de tiempo de cada día a ti misma y a hacer lo que más te gusta o mejor aún, no hacer nada y relajarte sin más.

Celebra tus éxitos

Cuando te cueste conseguir algo y al final lo logres, disfrútalo y celébralo como más te apetezca. Es algo que has logrado por ti misma y que desde luego ha cambiado tu estado de ánimo con todo el esfuerzo que le has puesto. No celebrarlo por estar demasiado ocupada es una pésima idea porque los próximos objetivos serán entendidos más como rutinas que como algo que de verdad deseas.

Sé agradecida

Se puede ser feliz cuando se recibe al algo, pero también se puede ser feliz cuando se da. Lo importante es que lo hagas todo con una sonrisa y agradeciendo a la vida lo que te da.

Comparte momentos con tus amigos y familiares

Llama a tus amigas o amigos de vez en cuando y queda para tomar un café. Haz que cualquier reunión familiar sea un momento para celebrar la vida y mejorar las relaciones entre vosotros.

Consigue una mascota

Una mascota te brindará amor incondicional y te ayudará a mantener el ánimo siempre en alto. Si eres de las que necesitaba una razón más para decidirte a adoptar un perro o un gato, creo que hoy tienes una más que añadir a tu lista.
¿Conoces más consejos para cambiar tu estado de ánimo y estar más cerca de esa felicidad de la que tanto se habla? Recuerda, ser feliz es fácil sólo tienes que abrir los ojos y poner en marcha los consejos que te hemos planteado hoy. Cambiar de hábitos es cambiar de vida, y cambiar de vida es cambiar de actitud y de estado de ánimo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...