Consigue un equilibrio interior

Primeramente para conseguir tener un equilibrio interior es aceptarte a ti misma. Conocer tanto tus cualidades como tus defectos te ayudará a ser mejor persona. No puedes modificar tus conductas, conocer tus cualidades y saber como eres hasta que no te conozcas desde el interior.

Muchas veces queremos sentirnos afortunadas, perfectas y estar llenas de felicidad, queremos conseguir todo lo que nos proponemos pero sin embargo vivimos tan deprisa por conseguirlo que nos olvidamos de ir más despacio y, disfrutar del camino y sobre todo de las experiencias.


Todas esas experiencias sin analizar nos pueden llevar a tener pensamientos firmes que no nos benefician y por lo tanto nos limitan. Se puede bajar la autoestima con pensamientos como: ‘soy lo peor, nadie me quiere …’ con lo cual es falta de una autoestima o todo lo contrario: ‘soy la mejor’ y ello nos lleva a proporcionarnos un concepto exagerado de nosotras mismas.

Una de las principales claves para lograr un equilibrio y aceptarnos es descartar a toda costa el pensar que tienes que agradar a todo el mundo y tienes que sentirte admirada por todos. Un mal pensamiento porque si así no es, nos lleva a la frustración y no es algo imprescindible para ser feliz. Si limitas tu vida a que los demás te admiren y todo tu mundo se basa en ello, no actuarás de forma coherente para ti misma, lo harás para los demás.

Por otro lado, sería fantástico conseguir todos nuestros sueños y metas. Pero hay que aceptar que habrá momentos y circunstancias en las cuales nos enfrentemos a un fracaso, con lo cual en vez de hundirnos, nos debe servir para darnos cuenta que las obsesiones no nos ayudan, más bien nos limitan.

Pensar que no te equivocas nunca, generará un estado de alerta en tu interior que no te dejará relajarte. Si se nos presenta un dilema, podemos plantearnos diferentes soluciones. Y si nos equivocamos en la elección no hay que morir por ello. Nos servirá como experiencia y la próxima vez lo haremos mejor y sobre todo aprenderemos de los errores.

Y es que, una vez que conozcamos nuestras verdaderas limitaciones, iremos más allá de ellas. Una buena cita de Einstein para tomar en cuenta.

Imagen | 2.bp

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...