Existen los chantajes emocionales

existen-los-chantajes-emocionales

Por algún motivo las mujeres estamos a la cabeza como las personas más chantajeadas emocionalmente. Bien por la familia, el jefe, los amigos e incluso la pareja. De cualquier modo, siempre nos encontramos con las personas necesarias capaces de chantajear emocionalmente, aunque puede resultar extraño pensar que somos nosotras las culpables, por permitirlo.

El chantaje emocional no es más que el poder que utilizan otras personas hacia ti, si cedes, lo permites y si lo permites, la culpa es tuya. Y ello te deriva a no sentirte bien y ser una victima sacrificada por los demás y dejar tus sueños aparcados. Para ellos nada es correcto.


Para salir de este bucle, el mejor modo, es rodearte de personas que no ejerzan poder sobre ti, personas positivas que confían en ti sin más, te escuchan y te apoyan sin juzgarte y te ayudan con tus sueños. Sin embargo si te rodeas de personas negativas y críticas con el tiempo te anularan como persona y nada de tus anhelos conseguirás. Y lo peor de todo, te harás como ellas.

Es cierto que por circunstancias muchas veces nos tenemos que rodear de personas que no nos benefician, más bien nos aporta malestar pero no nos queda otra que convivir con ellas. La solución, pensar que todo es pasajero y no te pueden afectar en tu vida y más bien te sirven a modo de aprendizaje.

Si quieres que otras personas no controlen tu vida no dejes que invadan tu espacio, si otras personas te utilizan como el muro de las lamentaciones, piensa que no es tu problema, es el de ellas y no dejes que te afecten los problemas de otros, ni te pongas al mismo nivel ejerciendo el papel de victima.

Un ejemplo muy simple. Si a todos los profesionales de la medicina, les afectasen las enfermedades de sus pacientes, éstos no podrían ejercer su profesión, ya que para curar a los demás ellos tienen que estar bien y no verse involucrados.

En nuestras vidas es lo mismo. Si tú quieres ayudar sin entrar en los chantajes emocionales, no puedes dejar que te afecten de ese modo. Si tú quieres ejercer bien tu trabajo, no puede ser bajo presión ni chantajes. Y así sucesivamente en todas las áreas de nuestras vidas.

Imagen | irinalapina

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...