Las muñecas Monster High, ¿buena o mala influencia?

Desde que las famosas muñecas Monster High aparecieron en el mercado, las niñas, incluso muchas de ellas más pequeñas de la edad de seis años, piden tener una de esas pequeñas muñecas monstruosas. La cuestión es que las Monster High han desbancado a la muñeca «Barbie» de su puesto. Me viene a la mente la cantidad de veces que hemos oído hablar de la delgadez de la muñeca «Barbie» y de las veces que he escuchado comentarios cuando se ve una chica delgadita, rubia, guapa y bien vestida. ¿Quien no relaciona a una mujer así con una Barbie?

Y si durante años se ha relacionado a una chica guapa y delgadita con una «Barbie», ¿como veremos a nuestras jovencitas en el caso de que quieran imitar a las Monster High? ¿Podrían las Monster High crear una nueva estética? La cuestión es que las muñecas Monster High tienen un aspecto monstruoso, pero no solo es por la estética terrorífica, sino por su delgadez. Estas muñecas son incluso más delgadas que la propia «Barbie», ¿crees que puede influir en las niñas tener unas muñecas tan delgadas y que se alejan tanto de la realidad? Teniendo en cuenta los problemas que existen hoy en día con el tema de los desórdenes alimenticios durante la adolescencia, ¿crees que las muñecas Monster High son una buena o una mala influencia para las niñas de hoy?

Personalmente, no tengo muy claro el éxito de este tipo de muñecas, donde no sólo triunfa la muñeca en sí, si no todo lo relacionado con ellas: desde dibujos animados, libros, paraguas, ropa y un sinfín de material donde aparecen las famosas Frankie Stein, Draculaura o Clawdeen Wol, entre otras. Está claro que las hijas adolescentes de los famosos personajes terroríficos del cine o la televisión como Frankenstein o Drácula, por poner un ejemplo, han triunfado, seguramente por encima de las expectativas que se debió proponer el fabricante en un principio.

¿Cual es la clave de este éxito? Se me ocurre que una de las claves podría ser el hecho de haber asociado a una muñeca un personaje ficticio pero famoso a la vez y además adolescente (con los problemas derivados de esa edad), algo que podría ser muy atractivo para las niñas adolescentes de hoy en día. Por otro lado, está lo difícil que es, en momentos determinados como Navidad o el día de Reyes, encontrar una de estas muñecas donde la búsqueda puede convertirse en «misión imposible». ¿Quien no ha visto a un padre, una madre o abuelos desesperados buscando una de estas muñecas y haciendo colas larguísimas hasta logra encontrar la muñeca para su niña? La pregunta que me hago es, ¿porque llegan a cuenta gotas a las jugueterías si tienen tanto éxito de ventas?

Foto | vikk007 en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 3,67 de 5)
3.67 5 3
Loading ... Loading ...