¿Por qué deberías olvidarte de complacer a los demás?

Estos son los inconvenientes de querer complacer siempre a los demás

Complacer a los demás

Hacer felices a las personas que te rodean y buscar siempre la positividad en tu vida social no tiene nada de malo, pero hasta cierto punto. Si te esfuerzas demasiado en complacer a  los demás, puede que te olvides de lo más importante: tú misma. Puede que llegue un momento en el que, sin date cuenta, te encuentres dejando de lado tus propias necesidades y olvidándote por completo de tu tiempo personal con el único objetivo de que las personas de tu alrededor se sientan bien.

¿Te gusta complacer a los demás?

Lo primero y más importante es darte cuenta de si realmente te gusta complacer a los demás hasta el punto de olvidarte de ti misma. No eres capaz de decir que no por miedo a que se enfaden o se sientan mal y, si lo haces, te produce un gran sentimiento de culpa.

El miedo al rechazo es un rasgo muy común cuando de complacer a la gente se trata. ¿Tienes miedo de que, si no agradas y complaces a tus amigos y familia te vayan a abandonar? Si es así, lo más probable es que hagas todo lo que esté en tu mano para evitar que esta situación se produzca.

No hay nada de malo en evitar un conflicto, pero si te gusta complacer a los demás, seguro que te dejas influenciar por sus emociones, tanto positivas como negativas. Debes comprender que hay conflictos que son inevitables, y reprimir tus sentimientos y los de los demás no es saludable.

Cuando una situación no sale según lo planteado, tu primera reacción es decir «lo siento», y paseo lo que pase, siempre tratas de asumir la culpa y las consecuencias de lo sucedido. ¿Te suena esto? Debes empezar a analizar por qué y cuándo te disculpas, y si realmente es necesario hacerlo siempre.

Debido a que frecuentemente estás demasiado ocupada pensando en los sentimientos y emociones de los demás, se te olvida pensar en los tuyos. Debes tomarte el tiempo que necesites para escucharte más a ti misma e identificar lo que te gusta y te hace feliz.

Otro rasgo con el que puedes sentirte identificada es el de sentir cada emoción y cambio de humor de tus amigos y familiares, y esto es algo que te causa preocupación. Durante los momentos de tensión, es posible que incluso te culpes por no calmar a esa persona y hacerla feliz. Pero cada individuo debe ser responsable de tomar el control de sus propias emociones.

Las personas que complacen a las demás siempre buscan sus elogios, lo que en la gran mayoría de veces proviene de una autoestima muy baja. La aprobación te hace sentir querida. Es hora de dejar de buscar la aprobación de tus amigos y familia. Trata de identificar lo que estás haciendo y si realmente eres feliz con ello.

¿Cuáles son los inconvenientes?

Si te esfuerzas demasiado por complacer a los demás, te vas  en una persona fácil de convencer y, por lo tanto, manipulable. Aunque no lo veas como algo malo, a largo plazo puede serlo. Porque cuanto más intentes complacer a los demás, más te perderás a ti misma y tu verdadera esencia.

Cuando haces todo lo posible para complacer a las personas que te rodean, te vuelves más vulnerable a las críticas y a tus defectos. Empiezas a depender demasiado de las opiniones de los demás, y esto te puede hacer muy infeliz.

El hecho de querer complacer siempre a todo el mundo va a hacer que muchas personas dependan de ti. Se acostumbrarán a que hagas cosas para ellas y empezarán a depender de ti. De esta manera, si en algún momento les dices que no a algo, sus planes podrían fracasar. Esta co-dependencia es peligrosa porque puede suceder sutilmente sin que te des cuenta.

El momento de darte cuenta de que no puedes complacer a todo el mundo, es complicado. Debes aprender a confiar en ti misma sin depender de los demás y a buscar tu propia felicidad. Para ello, debes hacer un gran trabajo de auto-conocimiento y tomar el rumbo que más desees para tu vida.

Recuerda que cuando pierdes demasiado tiempo en complacer a los demás, te puedes olvidar de ti y de tu bienestar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 5,00 de 5)
5 5 1
Loading ... Loading ...