‘The Hidden Mother’, madres ocultas en los retratos antiguos de bebés

Una editorial inglesa ha recogido 1.002 daguerrotipos y ferrotipos de los años veinte y mediados del siglo XIX, donde las madres quedaban ocultas tras sus bebés.

The-Hidden-Mother

¿Sabíais que antiguamente se ocultaban a las madres en las fotos para evitar que salieran en ellas? Como aficcionada a la fotografía, muchas veces me he preguntado cómo lo hacían antiguamente los fotógrafos para conseguir mantener a un bebé quieto durante treinta segundos o más para conseguir retratarlo. Hoy en día con las cámaras digitales que tenemos los aficionados es muy fácil conseguir una instantánea a un pequeño bebé, ya que si haces muchas fotos seguidas al bebé, de buen seguro que alguna te sale como una auténtica fotógrafa, y ya no digamos de los fotógrafos profesionales que tienen esos estudios fantásticos donde pueden hacer verdaderas virguerías con las imágenes de los bebés.

La cuestión es que para conseguir estas imágenes en la década de los años veinte o mediados del siglo XIX, la madre se colocaba detrás del bebé sujetándolo firmemente, para que no se moviera y para que no se viera a la madre, se la ocultaba bajo una tela, en muchas ocasiones oscura para que quedara disimulada. Personalmente pienso que la imagen de estos bebés con estos ‘bultos’ detrás, le da un aspecto un tanto lúgubre a la imagen. Es más, pienso que da mala sensación ver ese bulto sabiendo que es una mujer oculta, o como las llaman ‘madres ocultas‘. Me pregunto porqué tenían que ocultarse: ¿No les gustaría salir en la imagen? ¿Era  más cara si salían dos personas en lugar de una? ¿Tenían prohibido salir en las fotos?

En cualquier caso, la curiosidad nos ha llegado de la mano de una editorial inglesa que es especializada en fotografía Mack Books. Esta editorial ha sacado a la venta un libro tituladoThe Hidden Mother, de 432 páginas y con un coste de 45 euros. En este libro queda perfectamente reflejado este hecho, el que las madres quedasen tras sus bebés ocultas. La razón por la cuál hay que sujetar al bebé para hacer estas fotos es evidente, ya que en esos tiempos la fotografía era solo para unos pocos que se lo podían permitir y se hacía con cámaras grandes y que tardaban por lo menos medio minuto en conseguir obtener una imagen de la placa.

La cuestión o la curiosidad se basa en cuál podría ser la razón por la cuál las madres no podían salir en la misma foto junto a su bebé. Saber una respuesta, en estos tiempos es difícil, pero según los editores que han llevado a cabo este trabajo, a la mujer se le daba un papel tan secundario o invisible que el hecho de sacarlas ocultas en las fotos, cómo si fueran fantasmas, nos puede hacer una idea de hasta que punto la mujer, en esos tiempos, debía subsistir a una sociedad patriarcal.

Fuente | 20minutos.es

Foto | mackbooks.co.uk

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...