Beneficios y contraindicaciones del bótox

Si estás pensando en atenuar tus lineas de expresión un tratamiento con bótox puede ayudarte. Si quieres saber en qué consiste el siguiente artículo despejará tus dudas.

Todo lo que debes saber sobre el bótox

El bótox es un derivado de la toxina que produce botulismo, que es una enfermedad que puede causar parálisis muscular y que puede causar la muerte si afecta a la actividad pulmonar. La primera vez que se utilizó esta toxina fue a finales de los años 70 para tratar el estrabismo y desde entonces se usa tanto en la medicina tradicional como en la medicina estética.

El bótox o toxina botulínica es una proteína que actúa relajando la musculatura y se utiliza para bloquear los impulsos nerviosos relajando las contracciones musculares y así se consigue suavizar las arrugas y las lineas de expresión. El tratamiento con bótox no necesita anestesia, no es doloroso ni deja cicatrices y se aplica mediante un procedimiento ambulatorio.

¿Cómo se aplica el bótox?

El bótox se suele aplicar en las líneas de expresión más marcadas del rostro como el entrecejo, la frente, la zona de la boca, en las patas de gallo y en el cuello. El tratamiento con bótox consiste en la aplicación de la toxina con unas agujas muy finas y en cantidades muy pequeñas en la musculatura de la cara para difuminar y prevenir la aparición de arrugas. Se aplica sin anestesia, pues no es doloroso ni tampoco requiere hospitalización. Se realiza en una única sesión y los resultados empiezan a ser visibles a partir del tercer día de aplicación. Este procedimiento de aplicación, junto con sus resultados, convierte al bótox en uno de los tratamientos estéticos más demandados.

¿En qué zonas se aplica?

La toxina botulínica se aplica en:

  • La frente en la zona conocida como «arruga de león».
  • En las patas de gallo.
  • En los ángulos de los labios.
  • En las cuerdas musculares del cuello.

¿Cuánto tiempo dura su efecto?

El bótox no es un proceso definitivo y su efecto puede durar entre cuatro y seis meses. Puede volver a aplicarse cuando sus efectos no sean visibles, pero no debe aplicarse más de dos veces al año para evitar la aparición de anticuerpos que anulen su efecto. Como cualquier tratamiento, no conviene abusar de él.

¿A qué edad puede aplicarse?

Puede usarse a partir de los 30 años, pero lo más habitual es que se utilice cuando las arrugas y las lineas de expresión ya están muy marcadas.

Beneficios del bótox

  • Reduce las arrugas y las lineas de expresión del rostro sin pasar por el quirófano.
  • Reduce la sudoración excesiva tanto en axilas como manos y pies.
  • Reduce la incontinencia urinaria en personas parapléjicas o en personas con vejiga hiperactiva.
  • Mejora el estrabismo evitando la cirugía sobre todo en los niños.

Contraindicaciones del bótox

  • Algunos efectos secundarios son la consecuencia de una mala praxis médica debido a un exceso de tratamiento o a la aplicación en un lugar inadecuado, lo que provoca que el paciente no pueda mover los músculos y su expresión parezca artificial.
  • Algunas personas pueden ser alérgicas a la toxina y esta puede provocarle dificultad al respirar o picor.
  • Dependiendo de la zona de la cara en donde se aplique, puede provocar lagrimeo constante o síndrome del ojo seco.
  • Si se aplica en el cuello pude provocar dificultad para tragar y tos.
  • Si se utiliza para tratar problemas de vejiga, puede provocar estreñimiento o dolor al orinar.
  • En la zona de las axilas puede producir sofocos, pérdida de pelo, picor o mal olor.

Todos estos efectos secundarios son poco frecuentes, pero deben tenerse en cuenta pues su aparición se da de 12 a 24 horas después del tratamiento y su efecto puede durar lo mismo que la toxina, entre 4 y 6 meses.

¿Cuánto cuesta?

El precio va a depender de la zona a tratar pero puede oscilar entre los 200 y los 500 euros. Aunque no es un tratamiento barato, su aplicación es cada día más frecuente pues muchas clínicas ofrecen facilidades de pago.

Si estas pensando en hacerte un tratamiento con bótox debes elegir la clínica no solo en función del precio. Si quieres obtener seguridad en tu tratamiento debes buscar el mejor equipo médico y las mejores instalaciones que trabajen en centros de cirugía estética acreditados por el Ministerio de Sanidad.

Otro aspecto a tener en cuenta es que es el médico el que debe aconsejar al paciente lo que es mejor para ella y no limitarse a hacer todo lo que le pidan aunque considere que según su criterio médico no es lo mejor. Debes tener en cuenta que es un tratamiento y que puede tener consecuencias en tu salud.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...