¿Cómo combinar en la dieta los alimentos con calorías negativas?

Pese a que los estudios científicos han demostrado que existen, no se recomienda una dieta utilizando solo estos alimentos con calorías negativas. Hoy te contamos cómo acompañarlos en las comidas.

alimentos calorías negativas

Probablemente en más de una ocasión hayas oído hablar de los famosos alimentos con calorías negativas. Ellos son precisamente un montón de verduras y frutas que al ingerirlas tienen un valor calórico que resulta inferior a aquella cantidad de energía que necesitamos para hacer la digestión. Por consiguiente, en lugar de sumar calorías, las acaban restando de nuestro consumo diario. Se convierten así casi en la varita mágica de las dietas, pero abusar de ellos supone poner en grave riesgo nuestra salud. Y es por ello que hoy te hablamos del tema en cómo combinar en la dieta los alimentos con calorías negativas.

Pero tendremos que empezar por el principio. Ahora que ya sabes qué son los alimentos con calorías negativas y como funcionan, habrá que preguntarse ¿Cuáles son los alimentos con calorías negativas que podemos encontrar de forma habitual en el supermercado? Pues bien, a continuación os dejamos con una lista, para luego pasar a explicar cómo utilizarlos en nuestra dieta habitual para beneficiarnos de ellos sin ningún riesgo.

Verduras:

  • Espárragos
  • Remolacha
  • Col
  • Zanahoria
  • Coliflor
  • Brocoli
  • Calabaza
  • Apio
  • Ajo
  • Endivias
  • Lechuga
  • Espinacas

Frutas

  • Tropicales como papaya, mango o piña
  • Mediterráneas como la manzana
  • Cítricos como los pomelos, el limón o la mandarina

Ahora bien, como ves, los alimentos con calorías negativas ya los comías de forma habitual en tu dieta. Sin embargo, como decíamos en un principio, las dietas para adelgazar que los plantean como única ingesta para beneficiarse de esas calorías negativas de forma abusiva no se recomiendan. En cambio, es totalmente factible sustituir comidas ligeras, como la merienda o la de media mañana por piezas de fruta o por raciones de ésta tomando como referencia las que mencionamos anteriormente. También se recomienda sustituir en las comidas principales los acompañantes del plato principal con algunas de las verduras que te hemos mostrado en la lista anterior. De esta forma, conseguirás que los platos más habituales tengan un menor aporte calórico, pero que no se reduzca ninguno de los nutrientes esenciales para una dieta equilibrada y saludable.

Como ves resulta relativamente fácil ponerlo en práctica, y aunque sé de muchas opciones que aseguran que ingiriendo solo esta clase de productos, precisamente por estas identificados como frutas y verduras aseguran que no se corre ningún riesgo, desconfía. La única dieta saludable es aquella que incluye en su menú la mayor cantidad de alimentos y resulta la más variada.

Imagen: marthax

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...