Cómo prevenir los hongos de las uñas

Si tienes hongos en las uñas, el siguiente artículo te será muy útil para librarte de ellos

hongos uñas

Los hongos aparecen en el espacio que queda entre la uña y la carne y se alimentan de la queratina, generando una infección micótica. Generalmente aparecen en las uñas de los pies, pero también pueden aparecer en las manos. Los síntomas más evidentes de que estás sufriendo esta dolencia están en que se generan imperfecciones en las uñas, así como cambios de color que van desde el amarillo al marrón.

Aunque son muchas las personas que piensan que los hongos de las uñas son una cuestión de falta de higiene, no están en lo cierto. A diferencia de otras patologías, son muchos los pacientes que toman duchas a diario, y prestan atención a la limpieza de sus pies en el día a día. Pese a ello, sufren hongos. ¿Por qué? Los hongos de las uñas de los pies tienen mucho que ver con la humedad acumulada. Así, por ejemplo, si te sudan los pies, las posibilidades de sufrirlos se multiplican. Otra de las razones está en un correcto lavado, pero en un no tan buen secado que mantenga el pie siempre seco.

Como se trata de una dolencia bastante común, hoy queremos hablarte largo y tendido del tema. Vamos a comenzar por explicarte los síntomas que podrás identificar en caso de tener una infección por hongos en las uñas. También te vamos a hablar más detenidamente de las causas. Al mismo tiempo, queremos darte algunos consejos prácticos que seguro te resultarán muy interesantes para combatirlos. Recuerda que esta dolencia, aunque se manifieste como un daño estético, es una enfermedad que debe ser tratada de forma específica.

Síntomas de una infección por hongos

  • Mal olor en las uñas
  • Manchas blancas encima de las uñas
  • Uñas que se despegan de la carne
  • Uñas quebradizas
  • Uñas más gruesas de lo normal
  • Uñas con color amarillento
  • Dificultas para cortar las uñas

Causas de la infección por hongos

  • Calzado que no permita la transpiración y la eliminación de sudor y humedad.
  • Pedicura inadecuada con instrumentos ya contaminados con hongos
  • Llevar las uñas muy largas y descuidadas
  • Estar baja de defensas después de un tratamiento largo con antibióticos
  • Usar siempre los mismos zapatos y no permitir que se ventilen
  • Andar descalza por lugares públicos como piscinas y gimnasios
  • Compartir calcetines o zapatillas con otras personas
  • No secarse bien los pies después de haberlos lavado

Consejos para cuidar las uñas

  • Es aconsejable llevarlas siempre limpias y bien cortas y puedes hacerlo con una tijera afilado o mejor con un cortauñas para los dedos de los pies.
  • No cortes las uñas cuando estén mojadas porque en ese momento están más débiles
  • No utilices nunca limas metálicas, usa mejor una de cartón
  • No limpies la suciedad de las uñas con una lima de metal, es mejor que uses un cepillo de uñas
  • No cortes las uñas siguiendo la forma del dedo
  • Las uñas deben limarse desde el exterior al interior
  • No cortes las cutículas pues son necesarias para proteger el lecho de la uña

Tratamiento para los hongos

El tratamiento para la infección de los hongos en las uñas consiste en la aplicación de cremas fungicidas. Pero también existen tratamientos naturales que se elaboran con plantas y al aplicarlos sobre las uñas nos ayudan a luchar contra los hongos. ¿Quieres conocerlas?

  • Caléndula. Se deben mojar las uñas con tintura de caléndula
  • Limón. Si mojas las uñas con zumo de limón, frotas y esperas a que se seque
  • Manzanilla. Elabora una infusión bien cargada y moja los pies en ella durante 10 minutos dejando secar al aire libre
  • Canela. Una infusión con dos cucharadas de canela en 2 litros de agua puede servirte para remojar los pies durante 10 minutos. La canela tiene propiedades fungicidas muy reconocidas
  • Ajo. tan solo tienes que restregar un ajo sobre las uñas, pues tiene un gran poder bactericida.

Ya ves que, como para casi todos los temas de belleza y salud que tocamos en nuestro blog hay remedios naturales que pueden resultarte de gran ayuda. Sin embargo, si al utilizarlos no notas que remite el problema, deberías consultar a un especialista. Los hongos suelen ser contagiosos, y una pequeña infección en una única uña puede transformarse en un problema con difícil y compleja solución si ataca a todo el pie. Como dice el refrán, más vale prevenir que lamentar.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...