¿Cuánto puedo engordar si tengo una semana completa de excesos en la dieta?

¿Una semana te parece poco tiempo para engordar? Pues si te la pasas comiendo lo que quieres y te excedes de calorías todos los días, podrías ganar hasta 2 kilos.

excesos dieta

Seguramente ahora que comienza a llegar la época del verano, nos encontramos con que las dietas se ponen a la última, y cada cual procura elegir la que le haga sentirse más cómodo para alcanzar los objetivos de la operación bikini. Sin embargo, a veces es casi peor estar a dieta que alimentarse de forma variada. Y es que tendemos a caer en muchos caprichos de un día, e incluso pasamos semanas sin cuidarnos nada por prepararnos mentalmente para ese proceso de adelgazar para el verano. De hecho, es muy probable que no sepas lo que puede significar para tu cuerpo, en cuanto a kilos, olvidarse de dietas, de moderación y de comer saludable durante una semana.

¿Cuántos kilos puedes ganar en 7 días si te olvidas de cuidar la línea, o si simplemente comes todo lo que te apetece? Todo depende de cuántos sean esos excesos, pero si hablamos de alguien que no se va a privar de todas esas cosas que más engordan y que más grasas contienen. Vamos, que hablamos de toda una semana comiendo en restaurantes de comida rápida, no privándonos de todos los dulces hipercalóricos, o abusando de los refritos. Puede que te parezcan muy pocos días, pero pueden ser más que suficientes para ganar esos dos o tres kilos que luego tanto te costará perder.

La cuenta fácil

Para hacer un cálculo rápido de cuántos kilos podemos ganar en una semana en la que no cuidemos absolutamente nada la dieta, debemos partir de la base de que hay un número de calorías diario que vamos a necesitar para mantenernos vivos. Esto se estima entre unas 1500 y unas 1800 para un adulto medio. Sin embargo, no es difícil superarlas, porque por ejemplo, un brownie, tiene nada menos que 500 calorías, con lo que si nos comemos 3 en un día, todo lo que ingiramos como extra será un exceso.

Se calcula que por cada 1.000 calorías de más que se incorporen en la dieta diaria, estamos sumando entre 60 y 80 gramos de grasa. Eso significa, en una regla de 3 muy sencilla, que por cada ración extra equivalente a dos brownies diarios, durante una semana, podrías llegar a sumar hasta medio kilo más de grasa, lo que equivale a engordar hasta un kilo completo en la balanza. Pero si las raciones de las que te excedes son superiores a éstas, el aumento de peso en una semana respecto a una dieta normal podría ser de hasta tres kilos.

Aunque seguramente te parezcan ya cifras preocupantes, y a partir de ahora te lo pienses dos veces antes de lanzarte a eso de permitirte una semana entera de caprichos para luego pasar a una dieta estricta, hay que tener en cuenta otro problema. La grasa acumulada cuesta más quemarla que aquellas calorías extras que proceden de otros nutrientes. Así, para luego deshacerte de ese entre uno y tres kilos que podrías haber ganado en esa semana de locura, necesitarás una dieta que tenga menos calorías de las necesarias, y que además, no incorpore prácticamente grasas. A esto habría que sumarle actividad física, para que el cuerpo active los mecanimos de quema de reservas que hagan que esa grasa comience a desaparecer.

En definitiva, ganar entre uno y tres kilos en una semana es fácil, pero perderlos, al menos sin hacer dietas que pongan en peligro nuestra vida, puede convertirse en una misión a llevar a cabo en un mes con mucha constancia. O incluso en más tiempo. Y quizás por esto te resulta tan difícil mantener las dinámicas de darte permiso para hacer de todo una semana antes de comenzar la dieta del verano, y a la hora de poner en práctica el régimen de adelgazamiento, ves que los resultados son realmente lentos. Al fin y al cabo, necesitas del tiempo extra para quemar lo de esa semana, y lo que habías acumulado anteriormente.

Por esta razón, y porque cómo has visto es muy fácil ganar peso si nos dejamos llevar por cualquier capricho, es mucho más saludable y más sencillo de llevar una dieta equilibrada todo el año, que pasarse entre temporadas de comer todo lo que nos apetece y tener luego que pasar por dietas estrictas. Lo cierto es que todos los nutricionistas recomiendan en condiciones normales apostar a la dieta mediterránea y después, en casos de querer perder algún kilo extra, optar por una dieta hipocalórica que permita conseguirlo en un medio plazo. ¿Tú has probado antes esa estrategia de darte una semana de plazo para encapricharte con la comida? ¿Sabías que se podría engordar tanto?

Imagen: ebruli

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (3 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 3
Loading ... Loading ...