Curarse con manzanilla

Esta hierba silvestre es conocida por sus grandes propiedades medicinales. Desde hace mucho tiempo se reconoció como un tratamiento excelente para las enfermedades relacionadas con la mujer.

tisana

La manzanilla es una planta aromática de sabor ligeramente amargo que no sólo alivia los problemas digestivos, sino que es una inmensa fuente de beneficios para la salud. Es conocida como remedio infalible contra los problemas digestivos, tanto para la acidez de estómago como para la gastritis, los gases, la hinchazón y el cólico.

Esta planta aromática tiene la gran propiedad como antiespasmódico muy fuerte, y ello hace que se relaje los músculos doloridos y tensos y calmar el dolor producido por la menstruación. Y es que, curiosamente el nombre latino de matriz, hace referencia al útero. Por ello sus cualidades son conocidas como un tratamiento excelente para las enfermedades relacionadas con la mujer.


La manzanilla tiene dos sustancias, el camazuelo y la apigenina con propiedades antiinflamatorias, están especialmente indicadas para aliviar problemas cutáneos, como eccemas y piel inflamada o con picazón. También su efecto antiséptico ayuda a aliviar la conjuntivitis y a reducir el hinchazón de los párpados, así como los orzuelos. No es conveniente aprovechar más de una vez la infusión sobrante para evitar contagiarse con bacterias.

Es perfecta para curar los resfriados y las congestiones nasales, manzanilla tiene esa cualidad natural que hacen sean más llevaderas y duran menos, todo ello, si se realizan vahos de manzanilla. Las inhalaciones de esta planta también alivian la nariz taponada, facilitando la expulsión de la mucosidad y mejorando la respiración obstruida.

¿Que tienes dolor de muelas? La manzanilla es una planta muy eficaz para combatir el tormentoso dolor. Prepara una infusión y, cuando aún esté caliente, moja un paño aplícatelo sobre la zona afectada para que se reduzca la intensidad del dolor. Otro remedio infalible consiste en dejar que la tisana se enfríe, hacer enjuagues bucales con ella. Puedes repetir esta acción dos veces al día durante cuatro o cinco.

Por otro lado, si simplemente quieres tomarte tisanas de manzanilla, para aprovechar al máximo las propiedades se recomienda consumir manzanilla fresca. Se prepara en forma de té bien caliente, con 10 gramos de flores o ramas por cada litro de agua, procurando que la cocción de las hierbas no sea excesiva y tapando el recipiente donde se realice la preparación pues la evaporación puede restarle capacidad a sus propiedades. Endulzas con miel y listo.

Imagen | xaviii

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...