Dormir y descansar naturalmente

No dormir por mucho que se intente, puede resultar toda una pesadilla y a la cual se enfrentan a diario miles de personas. Nuestro organismo necesita entre 6 y 8 horas de sueño para desintoxicarse, repararse, aumentar las defensas y organizar la memoria.

Si eres de las que padecen insomnio, mayormente derivado por la ansiedad o la depresión, aunque también influye el lugar donde dormimos o los factores personales, toma nota de estos consejos muy naturales que te ayudarán a dormir y descansar mejor.

La alimentación es importante a la hora de ir a dormir. Un vaso de leche endulzada con miel o melaza, o también un zumo de naranja con miel tomada antes de acostarse, favorecen el sueño.

Las comidas que son aliadas para el buen dormir son las que contienen alimentos ricos en un aminoácido, el triptófano, que actúa como sedante e inductor del sueño. Se encuentra en la leche y sus derivados, los huevos, el tofu, que además aporta calcio y vitaminas del grupo B que contribuyen, por lo tanto, a disminuir el estrés.

Son numerosas las plantan medicinales con propiedades somníferas y tranquilizantes: tila, amapola, valeriana, pasionaria, espino, azahar. Para un mejor efecto puedes combinar varias. Una buena fórmula podría asociar tilo, amapola y pasionaria, que dan una tisana que invita al sueño sin ningún efecto secundario.

Té de cáscara de limón (una piel por litro de infusión). Lavar bien y secar el limón, mondarlo y reservar solamente la parte amarilla de la piel. Poner esa piel en la tetera, verter agua hirviendo y dejar en infusión 5 minutos. Endulzar con miel y beberlo antes de acostarse.

Los baños, además de placenteros, pueden ser muy relajantes y ayudan a conciliar el sueño. La clave está en acertar con la temperatura del agua. Un baño tibio, a 34 o 35º, durante 10-15 minutos antes de acostarse, ejerce sobre el sistema nervioso una acción sedante que favorece el sueño. Más aún si al agua le añadimos elementos tranquilizantes: hojas de lechuga, hojas de pino, aceites esenciales relajantes como la lavanda o cualquiera de las plantas antes mencionadas para realizar infusiones.

Diversos medicamentos homeopáticos pueden ayudar en caso de insomnio. Para ello se puede tomar a la potencia 5CH, 3 gránulos antes de acostarse (dejando deshacer en la boca), pudiendo repetirse a lo largo de la noche si fuera necesario.

También un dato curioso a tener en cuenta es que antes de irse a dormir si nos aplicamos cremas, que no sean muy perfumadas, ya que es excitan el olfato y podría causarnos mal dormir.

Imagen | renatoganoza

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...