El cuidado del cabello en el postparto

Las hormonas son las que le dan ese brillo e intensidad al cabello durante el embarazo, pero también son las responsables de su caída en el postparto.

El cuidado del cabello en el postparto

Durante el embarazo, la mujer suele destacar por estar muy guapa, ya que la piel, el cabello y la expresión de una mujer en estado de gestación demuestran la felicidad de su estado. Pero, además del estado emocional de la embarazada, hay otras responsables del cambio físico que se produce durante la gestación, se trata de las hormonas. Ellas son las causantes de que la mujer, durante el embarazo, luzca un cabello bonito, pero a la vez, son también las culpables de la caída del mismo después del parto, es decir, en el período del postparto.

¿Por qué el cabello luce bonito durante el embarazo y cae en el postparto?

En el primer período del embarazo el cuerpo segrega gran cantidad de la hormona llamada ‘progesterona‘. Esta hormona es la que ayuda a mantener un embarazo seguro y es importante para el buen desarrollo de la gestación en esta primera etapa. A medida que avanza el embarazo, el cuerpo segrega otra hormona llamada ‘prolactina‘, que es la encargada de estimular las ‘mamas‘ de la mujer embarazada, además de producir la leche materna una vez ha nacido el bebé. Hacia final del embarazo, el cuerpo segrega la hormona llamada ‘oxitocina‘, que es la que ayudará a provocar la contracción uterina a la hora del parto y la dilatación cervical.

Todas estas hormonas afectan al cuero cabelludo positivamente, ya que la ‘progesterona‘, por ejemplo, evita que se atrofie el folículo del bulbo piloso y evita que se caiga, estimulando el crecimiento y dando la sensación de mucho cabello, muy bonito y en definitiva, radiante durante el embarazo. Pero cuando el embarazo llega a su término, los niveles de hormonas caen en picado, por lo que el cabello que se ha mantenido en el cuero cabelludo por la estimulación de las propias hormonas, cae. De ahí que en el posparto se propicie una gran caída de cabello, que durará unas semanas.

Consejos para su cuidado

Para evitar que caiga demasiado hay algunos cuidados que se le pueden dar al cabello, como por ejemplo usar peines que no estiren demasiado el cabello. Los hay de cerdas naturales que son muy suaves y evitan en gran parte la caída por culpa del cepillo. También se debe evitar recogerlo en una cola apretada o peinados que supongan estirar el cabello durante horas, como las trenzas o los recogidos. Así que el cabello, a ser posible, mejor tenerlo suelto. También es mejor evitar el secador o las planchas calientes, para evitar que se caiga más, pero si el secador no se puede evitar se puede usar con aire frío o templado.

Otro consejo que suele darse es evitar, en esas semanas en que el cuero cabelludo debe recuperar su equilibrio normal, los tintes o los tratamientos de color agresivos, lavándolo con champús suaves y neutros. De alguna manera, debemos tratar el cuero cabelludo de la mujer que acaba de tener un bebé, como si se tratara del cuero cabelludo del recién nacido, es decir, con sumo cuidado y con productos con el ph neutro o lo más cercano posible al nivel 5.

Además, se debe tener en cuenta de que si la mujer está dando lactancia materna, no puede usar champús anticaídas, ya que no todos se pueden usar en el período del postparto. Así que lo mejor es usar champús suaves como los que usamos para el propio bebé, al menos durante las semanas del postparto. ¿Qué otros consejos añadiríais? ¿Cuál ha sido vuestra experiencia personal?

Imagen | Vincent Boiteau

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...