Eneldo: una hierba con numerosas propiedades

Analizamos las propiedades del eneldo, una de las hierbas con mayores beneficios para el sistema digestivo que puedes consumir, preparar y cultivar en casa

eneldo

En estos tiempos que corren en los que parece que los remedios caseros, la vuelta a la herboristería, y que todo lo que era de antaño se vuelve una moda, sin duda las que creemos que en la naturaleza hay un montón de opciones para nuestros problemas diarios encontramos en muchas hierbas la solución para cientos de enfermedades y de dolencias. Y aunque en los catálogos de las tiendas hay montones de medicinas creadas a partir de sus extractos, nosotros hoy en nuestro blog le vamos a dedicar este post al Anethum graveolens. ¿Ni idea de qué hablo? Pues me refiero al eneldo, que es así como se le denomina en su nombre formal en latín.

Eneldo: una hierba con numerosas propiedades

En realidad hay pocas hierbas que puedan servir en la alimentación, en la aplicación cosmética y al mismo tiempo que tengan propiedades curativas relacionadas con diversos tipos de enfermedades y de dolencias, y el hecho que el eneldo sea una de ellas le convierte en uno de los ingredientes predilectos para un montón de lociones, especias y aplicaciones para curarnos, sentirnos mejor y sobre todo aprovechar lo que la naturaleza pone a nuestros pies. Así que antes de conocer los detalles para poder por ti misma sacarle partido al eneldo vamos a echar un vistazo a sus propiedades y a los usos más comunes de esta hierba.

Propiedades del eneldo

  • Estimula el movimiento estomacal y del intestino, usándose para flatulencias y problemas relacionados con ambos órganos.
  • Atenúa el dolor de la menstruación
  • Propiedades sedantes para controlar los trastornos y dolores uterinos
  • Calma el conocido hipo espasmódico

Principales usos del eneldo

Con todas las propiedades conocidas de la hierba, básicamente el eneldo se utiliza o bien en la cocina, o bien en aplicaciones medicinales en pastillas o infusiones para combatir los males detallados en el párrafo anterior. Así, entre los usos culinarios que pueden ayudar a tratar todas las anteriores dolencias cabe destacar por ejemplo su uso en los guisos de platos clásicos de la Europa Continental, o en la preparación de salmón en la cocina escandinava. Es conocido para ensaladas así freso en todo el continente europeo, y todo un clásico usar sus semillas para condimentar los clásicos pepinillos en conserva.

Sin embargo, no solamente se utiliza en las comidas, y la verdad es que en la Europa del mediterráneo no es tan habitual como debería por sus numerosas propiedades con lo que conviene introducirlo más en nuestros platos, sino que también se vende ya tratado y preparado en los compuestos de herboristerías. Todos los que lo incluyen como ingrediente están orientados a tratar dolores estomacales o dolencias de este órgano, así como en la medicina destinada a calmar los fuertes dolores menstruales que sufren algunas mujeres.

Cómo cultivar eneldo en casa

Y visto que se trata de una hierba con numerosas propiedades, perfectas para las mujeres, pero también para toda la familia, vamos a hablar ahora de cómo hacer para poder tener tu propia planta de eneldo en casa, aunque lo cierto es que dependiendo de en que zona de España vivas será más fácil o más difícil por el clima que más adecuado le resulta. Al eneldo le gustan los climas templados cálidos, en los que haya humedad, pero que no llueva ni haya períodos de sequía muy continuados. Para cultivarlo en casa, lo ideal es mantenerlo en un lugar alejado de corrientes, en el que reciba sol diariamente cuidando que la tierra en la que lo plantes mantenga siempre la humedad que requiere.

Las hojas de la planta podrás utilizarlas una vez secadas para elaborar tus propias infusiones, así como frescas para adobar y complementar tus platos con algunas de las ideas que hemos mencionado anteriormente propias de la cocina del continente europeo. Si lo que quieres es hacerte con las semillas, entonces el proceso es un tanto más complejo, aunque nada que no se pueda llevar a cabo con un poco de paciencia y algunos consejos en casa.

Para lograr conseguir las semillas del eneldo lo que tienes que hacer es básicamente cortar la rama cuando la flor del eneldo tiene ya un color oscuro. Cada uno de esos tallos hay que colgarlos hacia arriba cubriendo la flor con una bolsa de papel en la que con el paso de unos cuantos días te encontrarás las semillas de la planta, que puedes utilizar para consumir como adobo de encurtidos, algo bastante habitual o para condimentar ensaladas y otros platos haciendo uso de sus propiedades tan beneficiosas para la salud de una forma mucho más rápida y sin tener que ser usado de forma exclusiva en platos vegetales o como condimento. Hay incluso quien se las come así solas, porque su sabor no es amargo y los beneficios para el aparato digestivo son innumerables.

Imagen: Javi Vte Rejas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...