Investigan la relación entre un tipo extraño de cáncer y los implantes mamarios

Investigadores estadounidenses de la Agencia del Medicamento (FDA) han alertado de una posible y limitada relación entre los implantes de mama (ya sean de gel de silicona o salinos) y un tipo muy raro de cáncer, el linfoma anaplásico de células grandes o ALCL.

Un comunicado de la FDA explica que las pacientes con implantes de pecho podrían padecer «un riesgo muy pequeño, aunque significativo» de desarrollar ALCL. Hasta el momento se conocen 60 casos de ALCL en mujeres de todo el paneta, aunque los científicos que estudian el asunto puntualizaron que se trata de un «número difícil de verificar» dado que la literatura científica no recoge todos los casos existentes y además, podría ser que algunos de los casos aparecieran duplicados.

El número de mujeres afectadas en todo el mundo es tan reducido que no es necesario que las mujeres con prótesis mamarias cambien las rutinas de seguimiento

Sea como sea, el informe emitido por la Agencia Estadounidense del Mediamento informa que la mayor parte de los casos se diagnosticaron en el momento que las pacientes acudieron a la consulta con síntomas relacionados con el implante como dolor, hinchazón, asimetría o bultos, la cual cosa no tiene porqué crear ningún tipo de alarma, ya que estos síntomas pueden ser consecuencia de muchas otras variables, muchas veces poco graves o incluso inocuas.

En este sentido, muy lejos de pretender alarmar a la población, la autoridad sanitaria pretende que los especialistas den cuenta de otros posibles episodios. William Miasel, jefe científico del Centro de Dispositivos y Salud Radiológica de la FDA, señaló que todavía necesitan más datos y pidió a los profesionales sanitarios que les informaran de «cualquier caso confirmado que identifiquen». El especialista añadió que «se está trabajando con la Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos y con otros expertos en la materia para establecer un registro de pacientes», algo que contribuiria a comprender de una forma más clara la relación existente entre el desarrollo de este tipo de cáncer en aquellas las mujeres con implantes de pecho».

Sea como sea, el informe establece que «no hay necesidad de que las mujeres con implantes mamarios modifiquen su rutina médica y sus seguimientos« dado que este tipo de patología, el ALCL, es muy poco habitual y sólo representa un pequeño número de los millones de mujeres que tienen un implante de pecho (entre cinco y 10 en todo el mundo). En principio, tampoco tienen porqué preocuparse a la hora de dar el pecho.

Foto: Govierno Vasco Irekia en Flickr

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...