Las agujetas, ¿por qué aparecen?

Suelen aparecer cuando no se está acostumbrada a hacer ejercicio diariamente. Por ello hay algunas pautas que se pueden seguir par atenuar el dolor.

Remedios para las agujetas

Estamos en el mejor momento para concienciarnos de la necesidad de retomar hábitos saludables, esto es porque el invierno pronto pasará y el ejercicio y la dieta darán paso a nuestras rutinas diarias. Uno de los problemas para comenzar a hacer ejercicio, sobre todo para las que no estamos tan acostumbradas diariamente a realizarlo, es el miedo a las agujetas o a tener una lesión si no se hace correctamente. La agujetas son pequeñísimas roturas de fibras musculares que suelen aparecer al inicio de una actividad deportiva y que pueden aparecer al día siguiente, aunque lo más común es que aparezcan a los dos días, aproximadamente.

Cómo evitar la agujetas

La mejor manera de evitar tener un intenso dolor de agujetas es comenzar a hacer el ejercicio de forma gradual, no vale de mucho darte la gran paliza un día y que lo dejes porque a los dos días no te puedes ni mover de las agujetas. La verdad es que el ejercicio y la dieta sana no solo se tienen que hacer porque venga el verano y queramos lucir un cuerpo bonito, si no que debería ser porque queremos estar sanas y en forma, aunque cabe decir que el hecho de que venga el verano es una motivación importante, pero ese hábito debería estar presente todos los días del año si queremos que nuestra salud sea buena.

Así pues, para evitar las agujetas la mejor manera es hacer ejercicio con cabeza, es decir, no matarse el primer día, sino acostumbrar a los músculos a ese ejercicio diario. Aún así, lo más seguro es que la agujetas aparezcan igualmente, por lo tanto, ¿qué podemos hacer para aliviarlas?

Remedios para las agujetas

En primer lugar, tomar un calmante si son muy intensas, si no se suelen tomar calmantes habitualmente se le debe preguntar al médico, pero si en casa se suele tener paracetamol o ibuprofeno, son dos buenos remedios para atenuar el dolor de las agujetas. Otra forma de calmar las agujetas es aplicar frío local, alguna pomada tipo ‘Pomada de árnica‘ o aceite de lavanda, este tipo de remedios suelen aliviar el dolor muscular de la zona afectada por las agujetas.

También se recomienda beber mucha agua y una dieta que aporte los nutrientes necesarios para que el organismo se reponga cuanto antes de ese sobre esfuerzo. Vale la pena recordar que las agujetas suelen desaparecer gradualmente al cabo de las doce horas desde que comienzan a aparecer, por lo tanto, no hay que desanimarse con el ejercicio, es más, hay quién dice que las agujetas se curan con más ejercicio.

En cualquier caso, pienso que lo mejor es buscar ese deporte que más nos guste y buscarle un tiempo de nuestro día a día, ya que ese rato será solo para nosotras y nos permitirá escapar de los problemas de la oficina, de la rutina de casa y descansar por un rato de los problemas cotidianos. Hay un dicho popular que dice ‘mens sana in corpore sano‘, es decir, con una mente sana se obtiene un cuerpo sano, por lo tanto el tiempo que se le dedique al ejercicio en el día a día nos puede permitir relajar la mente, pensar con tranquilidad y de paso, cuidarnos la salud.

Imagen | Ed Yourdon

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...