Descubre las mentiras de las dietas para bajar de peso

Desde hace tiempo la obsesión de los hombre y de las mujeres por bajar de peso ha supuesto el inicio para una vorágine de dietistas, médicos y pseudo expertos en busca de la fórmula mágica que haga a esa persona perder el máximo peso posible en mínimo tiempo y con nada de esfuerzo.

Las denominadas ‘dietas milagro‘ has sido recogidas en millones de libros que lo único que hicieron fue adelgazar fue nuestra cartera. Y es que la historia de la humanidad está fundada sobre un montón de mitos y leyendas y alguna que otra mentira que nos permite soñar con aquello que nos es difícil de conseguir, en este caso, perder peso.

Las cinco principales mentiras en las que a menudo recaen estas dietas para personas normales, es decir, sin ningún problema que tenga más componente que algo de sobre peso, son variadas.

Descubre las mentiras de las dietas para bajar de peso

La dieta mediterránea es una de las más equilibradas y saludables del mundo.


La primera de ellas es: Perder peso rápido y sin esfuerzo. Pero sin esfuerzo no hay recompensa y eso, amigas, es algo que la propia vida nos demuestra cada día. Si de verdad eres de las que cree que sin hacer otro deporte que no sea el denominado ‘sofing o lo que es lo mismo, estar tirada en el sofá, vas a ser capaz de perder grandes cantidades de peso, tienes un grave problema.

Nada en esta vida se te va a ser dado sin esfuerzo así que si el problema es que no te gusta el deporte apúntate a actividades que te motiven a llevar un estilo de vida más activo. Baile, natación, spining… cualquier cosa que no te suponga una obligación y con la que disfrutes mientras la realizas.

Si, por el contrario, eres de las que sí que les gusta el deporte pero te has creído aquello de que: Con sólo diez minutos de ejercicio al día logras adelgazar. Te digo desde ya que no. La actividad física es importante para aumentar el gasto de calorías pero sólo diez minutos no lograrán un gasto suficiente de calorías como para que se note en la pérdida de peso. Concretamente ejercicios como caminar, ir en bicicleta o bailar durante una hora consumen -llevando un ritmo considerable- de 120 a 204 calorías. Aunque más que contabilizar el tiempo y las calorías quemadas deberías centrarte en establecer un regularidad del ejercicio ya que ésto no sólo te ayudará a adelgazar si no también hacer que tu cuerpo se regule y acostumbre a una vida saludable.

Olvida los trucos y atajos que te hacen creer que adelgazarás en menos tiempo. Como decíamos la verdadera pérdida de peso se logra al combinar una rutina de ejercicios y, en todo caso, acompañada por una guía nutricional que habrás adquirido del dietista quien aplicando tus baremos personales la habrá adaptado a ti. Porque recuerda que las dietas milagro se basan en estándares y no en personas con características concretas. Eso te debería dar una idea de lo poco efectivo que te va a resultar dicho tratamiento.

En todo caso, cualquier producto dispuesto para adelgazar debe ser recetado, idea que nos devuelve a la figura del dietista, ya que pueden producirte una serie de alteraciones metabólicas en tu organismo.

Y son precisamente estos especialistas los que nos descubren la cuarta mentira. Debemos hacer las cinco comidas diarias, eso como mínimo. Comer muchas veces pero poco, son las máximas que siguen los deportistas. Porque hay que tener cuidado con lo de reducir las comidas a una o dos ya que, en una primera fase, puede ser que disminuyas de peso, pero en cuanto vuelvas al número de comidas habital -por el mecanismo de compensación- el cuerpo recuperará el peso perdido e incluso puede que aumentes  algo más.

Por último, la idea de los alimentos denominados: light. Es falso que estos alimentos supongan directamente una bajada de peso con respecto a sus homólogos no light. Es decir, que no se miente al decir que estos productos tienen una menor cantidad de carbohidratos o grasas que los productos  no light, pero esto no significa que adelgazarás con el simple hecho de consumirlos. Tampoco es cierto que el pan engorde, es más, sólo lo que le acompaña y en todo caso sólo no es recomendable su consumo por la noche.

Así que el mejor consejo que una dieta te puede dar es que recurras a un médico especializado en la materia que desarrolle una guía específica para tu caso y características concretas. Caro, lento pero, sin duda, efectivo.

Foto de raymckoy.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...