Moverse y comer de manera saludable alargan la vida

Seguramente muchas veces la pregunta ¿en qué consiste comer sano? Se os ha pasado por la cabeza, y es que aunque nos parezca una tontería, la alimentación forma parte de los años que podemos acortar o alargar a la vida. Ahí entran los picoteos, picar entre horas sí se puede, pero productos naturales. Los snaks como las nueces son mejores que los que contienen grasas saturadas, como la mantequilla, y el queso graso.

Y es que la comida tiene un impacto esencial en nuestros genes. Acelera o desacelera el proceso de envejecimiento.


Cuando se toma fruta y verdura variada se consigue miles de defensas naturales contra diferentes enfermedades. El último estudio Europeo sobre la dieta, cáncer y salud, revela que una persona que toma vegetales y fruta con frecuencia, en gran variación, tiene un 23% menos riesgo de sufrir cáncer de pulmón.

Los ácidos grasos Omega3 presentes en pescaos como el salmón son muy saludables y reducen el riesgo de hipertensión, depresión, alzheimer y osteoporosis. Los productos con mucha fibra, es decir una cucharadita de fibra al yogur o al vaso de leche en vez de utilizar harinas y azúcares refinados pueden reducir casi un 30% del riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Levantarse y mover los músculos es tan importante como hacer esos 30 minutos de caminata diaria para tener una jornada activa. Los expertos aseguran que conseguir 100 minutos de actividad muscular diaria el que representa la diferencia radical entre un cuerpo joven y uno que no.

Si se piensa, es menos de dos horas, así que podrás conseguirlo sin modificar demasiado los hábitos ¿Cómo? Aprovechando los momentos en los que estás parada –delante de un semáforo, en la cola del supermercado, mientras calientas la comida- para realizar pequeños movimientos como ponerte de puntillas, contraer el abdomen.

También olvidándote del ascensor, utilizando el transporte público para ir a trabajar. Y es que estar inactiva durante largos periodos de tiempo permite que la grasa continúe circulando por tu cuerpo más tiempo, lo que ralentiza la habilidad del HDL, conocido como el ‘colesterol bueno’ para limpiar las arterias.

Y para finalizar, mantener relaciones sexuales con frecuencia alivia migrañas y reduce la tensión arterial.

Imagen | juandesant

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...