¿Qué son los alimentos con calorías negativas y de dónde viene su éxito?

Probablemente habrás oído hablar de ellos porque se han puesto de plena moda. Hoy te contamos qué son y cómo funcionan los llamados alimentos con calorías negativas.

calorías negativas

Parece que entre los propósitos de fin de año, las que teníamos en esa lista el de adelgazar o bien lo tomamos en serio a estas alturas, o bien ya lo hemos desechado como imposible. Aún cuando faltan meses para la puesta a punto del verano, está claro que las propuestas de dietas fáciles y que aquello de adelgazar sin esfuerzo sigue siendo tendencia en la red. Aunque siempre recomendamos desde nuestro blog la visita al especialista, y nunca perder de vista las dietas que combinan la mayor variedad de alimentos, ya que son las más equilibradas y saludables, en este caso queremos desmontar uno de los mitos que circulan por la red y al que parece se le está prestando mucha atención. Hoy en Centro Mujer hablamos de los alimentos con calorías negativas.

En realidad se han puesto de moda porque se les considera unos verdaderos quemagrasas. Se trata de una serie de alimentos cuya ingesta tiene menos calorías de las que necesitamos en el proceso de digestión. De ese modo, al consumirlos, nuestro organismo quema más calorías de las que ellos les aportan. Y aunque todavía hay mucha gente que piensa que se trata de verdaderos mitos, la realidad es que este no lo es. Es más, las investigaciones científicas sobre este tipo de alimentos comenzaron ya hace bastantes años, concretamente en la década de los 90, cuyas principales conclusiones se incluyeron en el libro Foods that cause you to lose weight: the negative calorie effect.

Aunque estos días seguiremos hablando de los alimentos con calorías negativas y su uso en dietas para perder peso, cabe destacar que el funcionamiento de estos sobre nuestro metabolismo es natural. Es decir, si se consumen acompañados de otros alimentos, con una dieta sana, no hay riesgos para la salud ya que contribuyen a una comida en la que se eliminan más calorías de aquellas que se ingieren por el efecto negativo, pero que mantienen aún cubiertas las necesidades básicas de energía, así como los nutrientes esenciales para el desarrollo de la vida habitual. Es decir, si por ejemplo combinamos un plato de carne con espárragos y brocoli, dos de los alimentos de este grupo, precisamente por las calorías negativas, el plato en sí mismo tendrá un menor valor calórico que si solo nos comemos la carne o la acompañamos con patatas.

¿Suena increíble verdad? Pero hay que andarse con ojo, porque abusar de los alimentos con calorías negativas no es nada recomendable.

Imagen: sheilalopez1

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...