Sube las defensas

Muchas de las cosas que nos suceden están derivados porque nos faltan las defensas necesarios que el organismo necesita. Aunque no todo está en los alimentos. También en nuestra forma de vida.

La naranja es toda una fuente de defensas

Muchas veces nos preguntamos porqué hay personas que no cogen resfriados y otras sin embargo dejan una y cogen otra. Simplemente es la inmunidad que se haya conseguido acumular a lo largo de la vida, y por supuesto influye mucho como se cuidan las defensas.

Por ejemplo, hay una serie de alimentos como pueden ser las naranjas, el pomelo, los granos integrales, las verduras y los frutos secos, que al metabolizarse hacen que el pH de los líquidos se vuelva alcalino, y con esto se consigue que todos los órganos del cuerpo funcionen mejor.

Pero no todas la defensa consta de tener una buena alimentación  y con las vitaminas necesaria. Un reciente estudio asegura que tanto la pérdida de sueño como el estrés hacen que el sistema inmunológico entre en acción para intentar compensar esta situación deficitaria, haciendo menos hincapié en neutralizar otros agentes peligrosos para nuestro cuerpo, como los virus o las bacterias.

Sabemos que el ejercicio es recomendable y está muy bien, pero como en todo tiene que ser con moderación y es mejor la constancia que no pasarse un día entero en el gimnasio cada quince días. Si se hace correctamente de 30 a 60 minutos, se incrementa la cantidad y la fuerza de las células específicas del sistema inmune.

Una jornada completamente de relax viene muy bien para que nuestro cuerpo pueda reponer fuerzas. Ya que reducir el estrés es reforzar el sistema inmunológico. Suele pasar que cuando estamos envueltos en un día a día demasiado acelerado, lo mejor es hacer un alto y dedicar, al menos, una jornada a la semana a mimarnos, relajarnos y recuperar la energía perdida. Tampoco el plan se trata de estar todo el día tumbada en el sofá, se trata de hacer actividades relajantes y que sobre todo nos produzcan placer.

Hacer algo que nos gusta o entretenerse haciendo algo divertido, es como una vitamina para el cerebro ya que segrega endorfinas y serotonina, hormonas de la felicidad, y menos cantidad de cortisol, la del estrés y encargada de debilitar el organismo. Y es que realizar actividades placenteras, puede elevar nuestras defensas tanto como tomar todos los días una pastilla de equinácea.

Imagen | Gonmi

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...