Termina con los gases con estos prácticos consejos

Sufrir de gases muchas veces viene derivado de la ingesta de ciertos alimentos y de cómo se come. Así como cuando la digestión de los alimentos no se produce de forma completa puede llegar a producir los incómodos gases.

La coliflor es una de las verduras que más gases produce

Comer siempre tiene que resultar un placer placentero, sin prisas y tomándose el tiempo necesario para poder hacerlo con tranquilidad, es lo más importante. Asimismo, es conveniente no hablar demasiado mientras se come, ya que de esta forma aumenta la posibilidad de tragar aire involuntariamente.

No es aconsejable llegar a las comidas con un hambre feroz, porque ello nos llevará a engullir la comida y a parte de no disfrutarla, se tragan los alimentos sin apenas masticarla y como consecuencia se traga más aire, un factor para los temidos gases.


Por otro lado como se tenga la mandíbula y los dientes así ingeriremos aire en exceso. Es más, si los dientes no cierran correctamente, no es posible masticar y triturar bien los alimentos, al igual que si faltan piezas dentales o estas no tienen la posición adecuada.

Tampoco es recomendable ingerir mucho líquido a la hora de las comidas, ya que ello nos lleva a tener una digestión más lenta, y por supuesto nada de hacerlo mediante pajitas o beber directamente de la botella, ambos métodos favorecen la ingesta de aire en el tubo digestivo. Aún así las bebidas sin gas resultan menos perjudiciales.

Las comidas es mejor repartirlas en cinco ingestas diarias, dentro de estas incluir dos como más abundantes. Ya que comer excesivamente a todas las horas dará lugar a que no haya sitio en el estómago para hacer la digestión correctamente. Sobre todo a partir de los 45 años, las digestiones son más lentas.

Hay ciertas verduras como la coliflor y las coles que al descomponerse en el aparato digestivo, producen una cantidad notable de gases, para contrarrestar este efecto tómalas en puré. También hay que evitar en lo posible el consumo de vegetales crudos. Aunque es cierto que estos productos son ricos en fibra y en nutrientes esenciales, si se toman en exceso, al degradarse en el colon, pueden originar gases. Intenta combinar las ensaladas con las preparaciones al horno, al vapor, a la plancha y hervidas.

Y si después de comer puedes realizar un paseo, evitarás los gases ya que favoreces la digestión y el tránsito intestinal.

Imagen | Herbolario Allium

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...