¿Y después de Navidad?… Dieta

Las comidas de Navidad siempre son muy copiosas, por eso después de Navidad toca perder esos kilitos haciendo dieta. Si quieres saber lo que mejor te conviene, no dejes de leer este artículo

dieta despues Navidad

Durante las fiestas navideñas nos reunimos con la familia para celebrar alrededor de la mesa y claro, al final el resultado es que ganamos unos cuantos kilos de más después de tanta celebración. Si tienes en cuenta que para ganar un kilo de grasa debes consumir 7000 calorías de más, la batalla se hace un poco cuesta arriba. De hecho, incluso aquellas que se han convertido en unas expertas cuenta-calorías, creo que jamás se han puesto a contar las de las cenas navideñas ¡Se quedarían sin números!

Sin embargo, como todo, los kilos que ganas en Navidades también tienen solución. Aunque no son esas que te esperas. Las conocidas como las dietas milagro, que serán muchas de las que se te pasen por la cabeza, no son la respuesta correcta. De hecho, además de resultar muy poco saludables, tienen un alto efecto rebote del que hay que intentar escaparse evitándolas por completo.

Si eres de las que engordan solo un par de kilitos y tampoco tienes mucha prisa por perderlos, lo lograrás volviendo a unas comidas saludables y haciendo un poco de ejercicio. Si eres de las que engorda más de un par de kilos, no optes por las dietas «milagro» pues lo único que hacen es hacerte perder peso de una forma rápida pero tienen un gran inconveniente: el efecto rebote. De cada kilo que pierdes, con estas dietas al final terminas ganando kilo y medio.

Cómo perder peso después de Navidades

Si lo que quieres es perder esos kilos que has ganado y a la vez depurar tu organismo, toma nota de los siguientes consejos:

  • Consume leche y yogures desnatados. Si quieres optar por el queso el mejor es el fresco
  • Consume frutas frescas y verduras cocinadas al vapor o hervidas con un chorrito de aceite de oliva
  • La carne es mejor que escojas carnes sin grasas como el pollo, el conejo y el pavo
  • El pescado es mejor que lo cocines con muy poca salsa y mejor si es a la plancha
  • Para cocinar utiliza aceite de oliva o de girasol
  • La mejor bebida es el agua. Los zumos y refrescos déjalos para las ocasiones que tengan que compartir con amigos

Para que la dieta sea efectiva debes volver a las cinco comidas del día: desayuno, media mañana, comida, merienda y cena.

El desayuno es la primera comida del día después de las horas de ayuno durante el sueño. El cuerpo necesita recuperarse para afrontar el día con energía. En el desayuno deben estar presentes los lácteos, las frutas, los hidratos de carbono y también alguna proteína. No es necesario que los tomes todos de golpe, puedes repartirlos en el tentempié de media mañana.

La comida. Aquí deben estar representados todos los grupos de alimentos:

  • Los cereales, si son integrales mucho mejor
  • Proteinas ( carnes, pescados, huevos
  • Verduras
  • Frutas
  • Grasas saludables

Este aporte de alimentos puedes realizarlo en primero, segundo y postre. Es recomendable que comas en platos pequeños porque así la ración parecerá más grande.

La merienda. Puedes optar por una pieza de fruta, un yogur.

La cena. No es aconsejable saltársela ni tampoco cenar solo fruta o un yogur. La cena debed ser muy similar a la comida, en lo que se refiere a grupos de alimentos, pero deben ser mucho más ligeros como ensalada, pescado a la plancha o hervido y sopas o purés de verduras. La cena debe ser a una hora temprana para no irse a la cama con sensación de pesadez en el estómago

Pero para adelgazar no sólo debes cambiar los hábitos alimenticios, también es necesario que  hagas algo de deporte:

  • Si puedes vete caminando al trabajo, está demostrado que caminar una hora al día es efectivo para perder peso, para mejorar la salud cardiovascular y para tonificar las piernas.
  • Olvídate del ascensor y comprueba que existen las escaleras
  • No quedes con tus amigos para tomar algo en la terraza de un bar, puedes hacerlo siempre que antes os juntéis para recorrer las calles de la ciudad
  • Si tienes tiempo y dinero. apúntate a un gimnasio.

Pero lo mejor es no creerse el cuento de que es peor el remedio que la enfermedad, por eso la mejor dieta es la que no se hace. Procura comer de forma saludable también durante las fiestas navideñas

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...