Adiós a las molestias cervicales

adios-a-las-molestias-cervicales

Es una de las zonas donde más se acumula gran cantidad de tensión, el cuello es especialmente sensible a todas las influencias, incluso a las emocionales. Y muchos de los problemas que afectan a la musculatura del cuello pueden evitarse corrigiendo malos hábitos y posturas que adoptamos.

Normalmente no somos conscientes de ello hasta que sentimos la rigidez en la zona, pero deberíamos actuar antes de llegar a ese punto, fortaleciendo los músculos para ganar elasticidad y conservar mejor las vértebras.


Si tenemos una actividad sedentaria, no nos damos cuenta de las horas que pasamos forzando esta zona. Realizar pequeños descansos durante el día y practicar movimientos específicos libera las tensiones acumuladas. Cada 30-60 minutos sería conveniente hacer unos sencillos ejercicios de estiramiento.

Mantener el cuello y los hombros relajados a lo largo del día evita la fatiga y la sensación de rigidez. Para ello hay que tratar de moverlos siempre con suavidad, sin giros bruscos, y cuidar que las corrientes de aire no incidan directamente sobre esta zona. Importante colocar el ordenador en línea con la vista y no sujetar jamás el teléfono con el hombro.

Hay que empezar el día dejando correr el agua caliente de la ducha por detrás del cuello y a lo largo de toda la espalda. A continuación, después de aplicar la crema facial que habremos extendido por el cuello y escote, hacer movimientos de distensión.

Usar ropa cómoda, el sujetador adecuado y un tacón de no más de 4 cm repercute favorablemente en la columna vertebral. Y a la hora de dormir, nunca boca abajo, porque forzamos el cuello, éste debe permanecer siempre en línea natural con la espalda.

Imagen | Fullenergiainsular

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...