Agujetas, ¿por qué se producen?

Las agujetas se producen por un sobre-esfuerzo muscular al realizar ejercicio físico. Si quieres saber lo que son y como evitarlas, no dejes de leer este artículo

agujetas

Cada vez que tenemos la ocasión de hablar de salud y alimentación en Centro Mujer te recomendamos que tengas una dieta equilibrada en tu día a día, así como que apuestes por moverte el máximo posible. De hecho, ambas son las claves para tener una salud de hierro y para combatir el paso de los años. Pero hoy queremos hablarte de algo que te puede ocurrir a menudo cuando practicas deporte. Se trata de las conocidas agujetas.

Seguro que alguna vez en tu vida has sufrido las molestas agujetas, pues son muy frecuentes después de realizar ejercicio poco habitual, o tras realizar una actividad física en la que se requiere mucho esfuerzo. ¿Has tenido alguna vez agujetas? ¿Quieres saberlo todo sobre ellas? Hoy te lo contamos todo a continuación.

¿Qué son las agujetas?

Las agujetas son conocidas como  «dolor muscular de origen retardado» ( DMOS  en inglés ), se creía que eran originadas por una acumulación de cristales de ácido láctico que pinchaban los músculos, pero se ha comprobado con personas que padecen la enfermedad de McArdle que son incapaces de producir ácido láctico que también tenían agujetas cuando hacían un sobre-esfuerzo físico.

Hoy en día se sabe que las agujetas se producen por una reacción inflamatoria  debido a las micro-lesiones  musculares que se producen al hacer un ejercicio de mayor intensidad a la que nuestro músculo estaba acostumbrado.

Las agujetas son un síntoma leve en comparación con otras lesiones deportivas como desgarros o contusiones.

Las agujetas afectan normalmente a personas que no tienen la condición física adecuada o a las que realizan una actividad física de manera esporádica. También pueden afectar a los deportistas profesionales siempre y cuando cambien su rutina de entrenamiento.

Las agujetas aparecen normalmente en actividades físicas en las que se cambia muy rápidamente de movimientos. El dolor de las agujetas aparece al tocar o mover la zona muscular afectada pues la musculatura se endurece haciendo que pierda un 30% de su fuerza normal.

¿Cuándo aparecen las agujetas?

Los síntomas de las agujetas no aparecen hasta que han pasado un par de horas después de haber hecho ejercicio físico por eso a las agujetas se le llama también dolor muscular de origen retardado.

Este dolor muscular es más evidente en los 3 primeros días. A partir de ahí los dolores van remitiendo y desaparecen por completo  al pasar una semana y no deja secuelas de ningún tipo.

Durante la práctica de ejercicios poco habituales, se producen roturas microscópicas en las fibras musculares que son las que producen el dolor y la inflamación.

Cuando se creía que las agujetas se producían por acumulación de ácido láctico, el remedio perfecto para aliviarlas era el azúcar porque disolvía los cristales que pinchaban, pero ahora sabemos que todo esto estaba equivocado por eso la mejor manera de aliviar las agujetas es mediante el uso de cremas o pastillas antiinflamatorias. También será de gran alivio poner compresas frías en la zona afectada. El uso del calor en la zona también es de gran ayuda, pues acelerará la circulación sanguínea.

Hasta que el dolor de las agujetas desaparezca, es importante cuidar los músculos y no practicar deportes agresivos como por ejemplo la natación.Los masajes no son recomendables cuando tienes agujetas.

¿Cómo evitar las agujetas?

Pro como para todo hay un dicho que lo explica todo, para las agujetas también: «Es mejor el remedio que la enfermedad», esto aplicado a las agujetas se explica diciendo que antes de ponerte a entrenar debes calentar y estirar bien los músculos.

La mejor manera de no tener agujetas después de realizar ejercicio físico es no exagerar en el ejercicio y si quieres aumentar la intensidad de los ejercicios no lo hagas de golpe, hazlo de una manera paulatina para que tus músculos no hagan un sobre-esfuerzo.

No te olvides tampoco de llevar una dieta adecuada y de hidratarte lo suficiente. Es importante que la práctica deportiva sea algo más positivo para ti apostando por actividades que te gusten y en las que cuidas tu alimentación para que el aporte calórico sea el suficiente. Al mismo tiempo, cuando haces deporte pierdes mucha agua, y debes asegurarte de que la recuperas bebiendo con mayor frecuencia para asegurar el correcto funcionamiento de tu organismo.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...