Alimentos antifatiga

¿Sufres de fatiga sin tener justificación? Aunque el cansancio puede ser el síntoma de muchas enfermedades, en la mayoría de las ocasiones, se trata únicamente de la consecuencia de ajustar los biorritmos. Y ahí forma parte la buena alimentación.

fruta

Una falta de adaptación al ritmo diario puede hacer que te sientas muy agotada, más de lo normal, ya que te pueden faltar las vitaminas adecuadas y minerales necesarios para tener reserva de energía. Es cierto que el cansancio sin ninguna razón aparente puede ser el síntoma de enfermedades, aunque en la mayoría de las ocasiones, se trata simplemente de no ingerir alimentos anti-cansancio.

Por ello, los expertos recomiendan tomar, como mínimo, cinco raciones de fruta y verdura al día, cuanto más variada mejor. El desayuno es imprescindible, nada de un simple café, esa mala costumbre no hace más que mermar las energías desde primera hora de la mañana. A lo largo del día se puede ingerir algún tentempié, deja los alimentos azucarados y tómate un puñadito de frutos secos. La energía que te proporciona es más duradera.


También contamos con productos que te reactivan al instante. Son productos naturales que te ayudarán a superar la fatiga de forma eficaz y evitarán que abuses de estimulantes como el café, las bebidas de cola o el té negro. Entre ellas está, la jalea real, es eficaz para casos puntuales de extremo cansancio. El ginseng aumenta el rendimiento físico y mental y mejora la concentración. La spirulina por su riqueza en minerales se recomienda en casos de anemia, y falta de minerales.

Después de estos consejos de alimentación, tampoco hay que olvidar el control del estrés. Éste puede desgastar el organismo, hasta el punto de provocar una situación de fatiga continuada. El estrés aumenta la producción de cortisol. Para romper este círculo vicioso es necesario dedicar unos minutos al día a relajarnos. Cada persona puede buscar sus propios recursos para ello. El caso es dejar la rutina por unos minutos y dedicarte a lo que te gusta.

Y para finalizar el descanso nocturno es importante para no sentir fatiga. Aunque duermas las horas suficientes pero si no consigues un sueño verdaderamente reparador, al día siguiente a parte de estar sin energía estarás irritable. Para conseguirlo, es necesario relajarse antes de ir a dormir, evitando las distracciones estresantes.  En caso de que la fatiga sea muy prolongada o persiste más de la cuenta es posible que se padezca algún otro trastorno y se recomienda acudir al especialista para hacer una analítica o diagnostico más eficaz.

Imagen | mumumio

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...