Amaxofobia, miedo a conducir

amaxofobia-miedo-a-conducir

El miedo a conducir tiene un nombre: amaxofobia. Estos miedos provocan que entre un 10 y un 33% de los 28 millones de conductores que hay en España sufra alguna limitación para conducir en algún momento de su vida. Pero este miedo va mucho más allá de los que muchos hayamos podido sentir tras algún susto o alguna mala experiencia, sino que es un miedo que limita, paraliza y bloquea.

La amaxofobia es una inquietud permanente y desproporcionada que surge antes y sobretodo durante la acción de conducir. Una preparación deficiente como conductores, una gran inseguridad personal o haber sufrido un accidente son posibles causas para que el miedo se convierta en fobia. Así mismo, se ha sabido que la cantidad de mujeres que la padecen dobla la de los hombres. A éstos les afecta más cuando se encuentran bajo los efectos del alcohol mientras, que las mujeres son más vulnerables cuando se sienten mal psíquicamente.

El inicio de esta enfermedad se produce cuando una persona que habitualmente conduce empieza a poner excusas para no hacerlo, se plantea una reducción progresiva de velocidad en carretera, comienza a sobresaltarse fácilmente en el coche o simplemente le preocupa el hecho de tener que cogerlo. Además, aparecen síntomas físicos como sudoración, taquicardia o cierta sensación de ahogo. Muchos experimentan cierta inestabilidad como si fuera vértigo, como si tuvieran la sensación de que se van a marear.

En general, el tipo de vía, una climatología adversa, el hecho de que sea de noche, un tráfico denso o conducir con niños, son factores que influyen en un aumento de tensión a la hora de coger el volante. Algunas personas dejan de conducir por completo, otros sólo sufren limitaciones a conducir por determinado tipo de vías.

En cuanto a su solución, lo mejor para este tipo de situaciones es reconocer que tenemos miedo y luego poner las medidas necesarias para poder superarlo, bien con cursos de perfeccionamiento de la conducción o visitando a un psicólogo. Pero ésta no es una situación invencible, se puede superar perfectamente si se saben dominar las causas que lo están motivando. El objetivo final es que el sujeto, poco a poco, sea capaz de desarrollar una autoexposición de manera controlada y autónoma. Y se consigue, ya que entre el 90 y el 95% superan su miedo.

Imagen | Raquel ☼

En CentroMujer | Un 30% de los españoles sufre de mal aliento

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...