Ante los dolores de espalda remedios naturales

Quienes busquen una alternativa a los relajantes musculares de origen farmacológico, que deben tomarse además, bajo control médico, pueden confiar en el lúpudo. Esta planta en infusión, a razón de una cucharada sopera por taza, o en cápsulas, calma la tensión muscular y favorece la relajación. Si no das con esta hierba, se puede tomar pasiflora.

Y es que, los expertos calculan que casi la mitad de la población sufre un episodio de dolor de espalda al año. Para que no te pille de nuevas, puedes por ello hacer acopio de remedios naturales.

La crema de árnica cura muy bien las contracturas, masajea la zona dolorida con una pomada de árnica, que puedes encontrar en los herbolarios y parafarmacias, mejora el tratamiento de los cuadros dolorosos asociados a una sobreesfuerzo muscular, a una postura inadecuada o a un golpe de frío, aunque también se muestra útil en caso de artrosis o lumbago. Es este último caso, emplea preferiblemente una loción que combine los beneficios de la árnica con los de abedul.

Otra opción a tu alcance es hacer una infusión concentrada de tomillo o de romero y añadir arcilla verde hasta conseguir un preparado de la textura de un puré cremoso. Aplica directamente sobre la zona dolorida y retira cuando se haya enfriado.

Por otro lado, el consumo de harpagofito permite bajar la dosis de corticoides y otros antiinflamatorios que algunas personas toman para reducir el dolor de espalda crónico causado por ejemplo, por la artrosis. La gran ventaja de este analgésico y antiinflamatorio natural es que puede administrarse durante largos periodos sin producir efectos secundarios importantes.

También puedes darte baños de lavanda ya que las flores de esta planta ejercen un potente beneficio relajante, útil en caso de estrés y tensión muscular y notarás tras ello un gran relax.

Imagen | vivemejor

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...