Arnica, propiedades y usos medicinales

Si quieres conocer las propiedades del árnica no dejes de leer este artículo

Arnica o Arnica montana es una planta que recibe el nombre común de estornudadera o tabaco de montaña. Es una planta herbácea silvestre de origen europeo. Pertenece a la familia de las Asteraceae lo mismo que la manzanilla y la caléndula.

Arnica montana tiene unas flores amarillas muy vistosas y su olor es muy parecido a la manzanilla. Pastores y campesinos del centro de Europa la usan desde hace mucho tiempo para curar muchas dolencias. Solían recogerla en los prados de montaña, pero hoy en día se pueden adquirir plantas en viveros pues su recolección masiva hace que ya no se encuentre tan fácilmente.

Esta planta tiene propiedades antiinflamatorias, fungicidas, astringentes, antiespasmódicas, antibióticas, antihistamínicas, cicatrizantes, sedantes, analgésicas, anticoagulantes…

El árnica puede comprarse en tiendas de productos naturales en forma de flores secas, tintura, aceite, pomada, gel o pastillas homeopáticas.

Propiedades del arnica

El árnica puede usarse en los siguientes casos:

  • Ayuda a curar las heridas

El árnica contiene lactonas que poseen propiedades cicatrizantes y antiinflamatorias por eso se utiliza en la curación de heridas en la piel, cortes, arañazos o moratones.

  • Ayuda a curar contusiones

Preparaciones de árnica en gel o pomada son buenas en caso de contusiones, traumatismos o golpes debido a sus propiedades anticoagulantes, analgésicas y antiinflamatorias por lo que ayuda a reducir los moratones en la piel y el dolor.

  • Ayuda a aliviar el dolor de las articulaciones

El árnica posee helenalina que tiene propiedades antiinflamatorias pues bloquea la producción de proteínas responsables de la inflamación crónica en personas con osteoartritis.

  • Dolores musculares

El arnica ayuda a aliviar los dolores musculares causados por las actividades físicas o por tortícolis por su acción analgésica y antiinflamatoria.

  • Dolor postoperatorio

El árnica es útil después de una operación pues sus propiedades analgésicas, antiinflamatorias y cicatrizantes ayudan a acelerar la curación y los hematomas.

  • Varices y hemorroides

El árnica también es útil en casos de varices y hemorroides pues ayuda a disminuir el dolor, el malestar y la inflamación.

  • Dolor de muelas y gingivitis

El árnica es buena para aliviar el dolor de muelas y para aliviar la gingivitis que es la inflamación de las encías. Peor hay que tener cuidado pues solo debe utilizarse como enjuague pues ingerida posee efectos tóxicos.

Como usar el árnica

La parte del árnica que se utiliza por sus propiedades medicinales son las flores, las cuales pueden usarse en forma de té, tintura, pomada o aceite. Solo debe usarse en aplicaciones externas, ni tampoco debe aplicarse en heridas abiertas .

El árnica puede usarse en forma de compresas en caso de contusiones y hematomas en la piel y también puede usarse en forma de gárgaras para curar inflamaciones de garganta.

Compresas de té de árnica

Para elaborar las compresas de té de árnica debes seguir estos pasos:

  • En 250 ml de agua hirviendo debes echar una cucharadita de flores de árnica y dejar reposar al menos unos 10 minutos. Pasado este tiempo sumerge una gasa en el té de árnica y aplícala en la zona afectada unas dos o tres veces al día. No debe aplicarse en heridas abiertas o sangrantes ni tampoco en los ojos.

Crema de árnica

La crema de árnica es buena para aplicar en zonas adoloridas o con contusiones. Para elaborarla vas a necesitar:

  • 5 gramos de cera de abeja, 45 mililitros de aceite de oliva y 4 cucharadas de hojas y flores de árnica picadas. Debes colocar todos los ingredientes en una olla, ponerlos al baño María y dejar a fuego lento durante unos quince minutos. Luego debes retirar del fuego dejando todos los ingredientes dentro de la olla para macerar. Antes de que enfríe del todo debes colar y almacenar el liquido en recipientes con tapa que deben guardarse en un lugar aireado y oscuro. Esta crema tiene una vida útil de un año y puede aplicarse en las zonas afectadas unas dos o tres veces al día.

Tintura de árnica

La tintura de árnica preparada con alcohol es buena para aliviar contusiones, hematomas, lesiones musculares y el dolor de las articulaciones. Se puede preparar con 10 gramos de hojas secas de árnica, 350 mililitros de alcohol y 150 mililitros de agua filtrada. Para elaborarla debes machacar las hojas de árnica en un mortero y añadirlas a la solución de alcohol y agua filtrada que debes poner en un recipiente de cristal con tapa. Debes dejar reposar la mezcla al menos una semana en un lugar oscuro y seco, pero debes removerlo un poco cada día. Cuando pase la semana cuela la mezcla y pasa el liquido a un frasco de cristal limpio que debes tapar y cubrir con papel de aluminio. Esta tintura puedes usarla durante todo un año y aplicarla en un algodón con el cual frotar la zona afectada.

Aceite de árnica

El aceite de árnica puede servirte para para aliviar hematomas, golpes, torceduras y piernas hinchadas. Para elaborarlo vas a necesitar 10 gramos de flores secas de árnica y 100ml de aceite de oliva o almendras. Para elaborarlo debes mezclar en un frasco de cristal las flores y el aceite y guardar el frasco tapado con papel de aluminio durante un mes. Pasado el mes cuela las flores de árnica y guarda el aceite en un frasco limpio de cristal con tapa y tapado con papel de aluminio. Este aceite debe aplicarse en la piel pero nunca tragarlo.

Y tu ¿ conocías las propiedades del árnica?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...