Ataques de ansiedad y crisis desproporcionada

ataques-de-ansiedad-y-crisis-desproporcionada

Ante una situación percibida como amenazante, peligrosa, inquietante o emocionalmente perturbadora el organismo puede responder con una respuesta de alarma que consiste en un aumento de la frecuencia cardiaca mayor y amplitud respiratoria, elevación del tono muscular y mayor sudoración.

Estas respuestas no son normales cuando la persona la sufre ante una situación poco o nada amenazante o es absolutamente desproporcionada, lo que lleva a bloquear a la persona. Todo esto se conoce como ataques de ansiedad o crisis de ansiedad.

Es un trastorno que se define como la aparición temporal, más o menos repentinas, ante alguna situación puntual y en algunas ocasiones sin motivo aparente, de activación fisiológica y motora excesiva, acompañada de una activación cognitiva exagerada, que produce un miedo intenso a lo que se está sintiendo e incluso morir.

Los síntomas es uno de los elementos fundamentales para controlar estos episodios, que se producen como media a partir de los 25 años y en el doble de ocasiones en la mujer que en el hombre. Normalmente alcanzan su máxima expresión a los 10 minutos y finaliza a los 20 ó 30 minutos por regla general.

La sensación de estar asfixiándose es debida a una respiración más rápida y fuerte, lo que hace que se introduzca más aire y oxígeno en el cuerpo, lo que provoca muchas de estas sensaciones físicas. Por lo tanto en el caso de que los episodios se padezcan habitualmente y sin motivo aparente es necesario consultar al médico porque son crisis desproporcionadas.

Imagen | Blogturismo

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...