Bajón otoñal

Si estás cansado al llega el otoño puede que tengas bajón otoñal

El cambio de estación trae consigo además del cambio de armario un decaimiento físico y emocional que puede durar un par de semanas. Suele ocurrir con la llegada de la primavera y con la llegada del otoño. En primavera nos afecta el aumento de horas de luz y la subida de las temperaturas mientras que con la llegada del otoño sucede todo lo contrario, lo que nos afecta es la falta de luz y la bajada de las temperaturas.

Bajón otoñal

El bajón otoñal no debe durar más de un par de semanas y sus síntomas son los siguientes:

  • Sueño durante el día
  • Cansancio
  • Dificultad en la concentración
  • Desmotivación
  • Irritabilidad
  • Falta de apetito
  • Nerviosismo
  • Ansiedad

Con la llegada del otoño el cuerpo debe acostumbrarse a las nuevas temperaturas, a la poca luz y a la humedad por eso lo primero que debemos hacer es cambiar nuestra alimentación y empezar a tomar alimentos ricos en vitamina C que fortalecen nuestro sistema inmunitario.

En cada estación lo mejor es consumir los alimentos que están de temporada por eso en otoño para luchar contra el bajón otoñal debes consumir los siguientes alimentos:

  • Frutas

Las frutas de otoño están cargadas de antioxidantes y fibra. Puedes consumir manzanas, que aunque las hay todo el año, en el otoño están cargadas de nutrientes. Los kiwis también son una buena opción pues aportan más vitamina C que los cítricos y ayudan con el tránsito intestinal. Las granadas también están de temporada en el otoño y pueden resultarte deliciosas en zumos o ensaladas.

  • Frutos secos

Los frutos secos aportan muchas calorías pero tienen un alto poder saciante y un puñito nos aportan la energía necesaria para pasar el día. Lo mejor es que los comas al natural, sin sal y sin otros condimentos.

  • Castañas

La castaña es el fruto seco por excelencia del otoño y con él se celebran innumerables fiestas a lo largo de toda la geografía española. En Galicia se llaman magostos, en Cataluña castañadas, chaquetía en Extremadura y calbotadas en zonas de Castilla y León. Son ricas en fibra e hidratos de carbono y se pueden comer asadas o formando parte de postres o de platos salados.

  • Legumbres

Las legumbres salen de la alacena en el otoño y forman parte de innumerables platos de cuchara que nos darán energía y calentarán nuestro cuerpo en los húmedos días de otoño. Nos aportan fibra, minerales, vitaminas del grupo B

Y tú ¿sientes bajón otoñal?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...