Bebidas gaseosas, ¿riesgo para la salud?

Las grandes compañías de refrescos realizan costosas campañas publicitarias, como por ejemplo coca cola o pepsicola. Pero estas compañías no alertan de los riesgos que tiene para la salud beber este tipo de bebidas azucaradas, por ello, ha salido un estudio que alerta sobre este tipo de publicidad y sus efectos para la salud.

Es bien sabido por todos que las grandes compañías de refrescos o de alimentación hacen campañas costosas y exitosas para conseguir aumentar las ventas de los productos que comercializa. Todo lo que vemos anunciado en televisión, en Internet o en cualquier espacio público que ha tenido un coste económico, tiene detrás una gran campaña publicitaria cuyo único fin es el de ganar más dinero a costa de las ventas de sus productos. La forma de conseguir llegar a la gente para que se gaste ese dinero y compre ese producto es ofrecer una apariencia atractiva, un estimulo o una situación que la persona que ve el anuncio se sienta seducida o identificada. Todo ello independientemente de que vaya bien o mal para la salud.

En el caso de las bebidas gaseosas, ha salido una investigación que advierte de los riesgos para la salud que tiene la publicidad respecto a las bebidas azucaradas y con ingredientes como la cafeína y que van dirigidas muchas veces a un publico infantil. El caso es que según asegura un estudio realizado por expertos en medios de comunicación y salud de las universidades de Berkeley y Boston y que ha salido publicado en «PLoS Medicine«, las grandes compañías realizan costosos anuncios publicitarios sin advertir de los riesgos que tienen esas bebidas para la salud.

Un ejemplo de campañas publicitarias costosas los encontramos en Coca-Cola o la Pepsi. Detras de empresas tan grandes encontramos anuncios publicitarios que van muy ligados al momento actual y que suelen acertar bastante bien a la hora de atraer hacia sí a un numeroso publico. Un ejemplo es uno de los anuncios que se pueden ver en youtube de coca cola, donde un padre, al parecer separado o divorciado, realiza preguntas a su hijo para saber como es el novio de mamá, es un anuncio muy bien elaborado y que llega a explicar tan solo con los largos silencios entre pregunta y pregunta del padre a su  hijo lo que puede sentir ese padre y como todo se resuelve con una cocacola y un: «pero a él no le gusta el fútbol«.

El problema estas campañas publicitarias es que están realmente muy bien hechas y consiguen acaparar un público muchas veces infantil y con ello aumentar la ventas, pero ¿deberían llevar las botellas de bebidas gaseosas advertencias como pasa con los paquetes de tabaco? Al fin y al cabo, beber liquido azucarado con ingredientes que muchas veces no se saben ni siquiera el origen, es perjudicial para la salud, sobre todo porque la alarma social sobre obesidad es cada vez mayor, incluso por el problema actual de obesidad infantil. Entonces ¿porque las tabacaleras si están en el punto de mira y las bebidas gaseosas no? ¿Por qué las grandes compañías de este tipo de bebidas tienen absoluta libertad de mostrarnos un producto como si fuera lo mas saludable del mundo, cuando no lo es?

Fuente | abc.es

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...