Beneficios de la siesta

Si quieres conocer los beneficios de dormir la siesta no te pierdas este artículo

La siesta es ese rato de descanso que pide el cuerpo después de comer. Es una necesidad natural que los hombres primitivos ya realizaban pero que poco a poco se va perdiendo debido al ajetreo de la vida moderna.

El ser humano es el único animal que duerme una sola vez al día pues el resto de animales alternan fases de sueño y vigilia durante todo el día.

La palabra siesta viene de la antigua Roma, pues los romanos dividían el día en horas de luz y horas de oscuridad y  en la sexta hora de luz que debía ser más o menos las 12 de la mañana hacían una pausa para descansar. Este breve descanso se llamaba sextea o «guardar la sexta» y con el tiempo se comenzó a llamar siesta.

Los pastores hacen la siesta antes de comer y llaman a este rato «la siesta del carnero» porque es el momento de descanso de los pastores mientras los carneros pastan.

Beneficios de dormir la siesta

La siesta es buena para la salud porque

  • Mejora el estado de ánimo

Existen diversos estudios que demuestran que una siesta que dure entre 45 o 90 minutos y que consiga entrar en la fase REM del sueño hace que disminuyan los pensamientos negativos y aumenten los positivos. Cuando dormimos nuestro cerebro produce serotonina que es un neurotransmisor que aumenta el bienestar.

  • Reduce la tensión arterial

Las personas que duermen la siesta a diario sienten que los niveles de tensión arterial se reducen

  • Aumenta la concentración

El sueño facilita el almacenamiento de la memoria a corto plazo y deja espacio para datos nuevos.Durante el sueño los recuerdos recientes se transfieren del hipocampo al neocortex que es el lugar donde están los recuerdos a largo plazo.

  • Mejora los reflejos

Diversos estudios reflejan que dormir la siesta una media hora diaria por lo menos pueden duplicar sus niveles de alerta y cometer menos errores en su trabajo.

  • Reduce el riesgo de obesidad

Aunque duermas menos de cinco horas durante la noche, si duermes una siesta de una media hora o cuarenta minutos tu riesgo de padecer obesidad disminuye.

  • Ayuda a mantener sano el sistema inmunológico

Un breve descanso después de comer puede reparar el sistema inmunológico y el sistema endocrino que están en mal estado después de una noche en la que no se ha dormido bien.

Cuanto debe durar la siesta

Una buena siesta no debería durar más de 30 minutos pues si supera los 40 minutos se entra en la fase profunda del sueño durante más tiempo.

Las siestas extensas aumentan los niveles de glucosa en sangre y puede provocar obesidad o accidentes cardiovasculares.

Y tú ¿duermes la siesta?

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (1 votos, media: 4,00 de 5)
4 5 1
Loading ... Loading ...