Cada insulto se nos olvida con cinco cumplidos

cada-insulto-se-nos-olvida-con-cinco-cumplidos

Según un estudio publicado por Richard Wiseman, de la Universidad de Hertfordshire, se ha demostrado científicamente que son necesarios cinco cumplidos seguidos para borrar las huellas de un insulto. Esto es un poco complicado, ya que de esta manera, las personas que tienen la manía de contradecir siempre al que está delante no gozan de tiempo material para paliar el efecto de sus palabras.

La primera conclusión que se desprende de los experimentos sobre los efectos de un simple insuto, se aplica a la pareja y a todas las situaciones que puedan contemplarse en la vida social. Antes de decirle a alguien: «Te equivocas, como siempre», habría que pensárselo dos veces.

El efecto de una simple palabra puede ser más perverso que los propios hechos. El impacto del lenguaje es sorprendentemente duradero. Y es que la posible solución, el contar hasta diez antes de responder, respirar hondo, liberar los músculos,… son ejercicios que más de una vez nos toca hacer. Si bien es cierto que también en la política hay algunas personas a las que se le dan mejor que a otras estas técnicas.

Lo descubrierto por este estudio es altamente importante en lo que a las relaciones humanas se refiere: qué le pasa a la gente por dentro cuando se comporta de una manera determinada. Y es que, ahora resulta que, después de años investigando las causas de las rupturas de muchas parejas, el porcentaje de las que desaparecen es mucho mayor cuando uno de los miembros es extremadamente tacaño en los cumplidos, costándole horrores admitir: «¡Qué razón tienes, amor mío!».

Que conste que los mismos experimentos están haciendo aflorar una sospecha, que se basa en que no sirve de nada mentir y buscar la manera de hacer creer al otro que compartimos su criterio, cuando no es verdad. Cuando los consultores de parejas problemáticas aconsejan mayor recato, no es sino una forma de cubrir a la situación real. Siendo eso así, resulta inevitable preguntarse por los efectos sociales de que la mitad de la población esté siempre imputando al resto razones infundadas e interesadas para explicar su comportamiento.

Imagen | Bonilla1946

En CentroMujer | Las mujeres lloramos cuatro veces más que los hombres

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...