Cada tipo de anemia tiene su tratamiento

cada-tipo-de-anemia-tiene-su-tratamiento

La falta de hierro, aunque es responsable del 45% de las anemias, no es la única causa. La B12 y el ácido fólico también son necesarios para asegurar la fabricación de los glóbulos rojos de la sangre, los encargados de transportar el oxígeno.

Por ejemplo, por déficit de vitamina B12 su carencia produce la llamada anemia perniciosa, un trastorno que suele afectar a pacientes con gastritis crónica, a vegetarianos y, sobre todo a personas mayores. También puede darse entre quienes abusan de laxantes o antiácidos.


Se puede prevenir o evitar el trastornos, que consiste en sentir cansancio, hormiguero en las extremidades y deterioro cognitivo, como confusión, fallos de memoria, con alimentos de origen animal, carne, pescado, huevos y lácteos.

La baja ingesta de esta vitamina, el abuso del alcohol y  trastornos como la celiaquía o la enfermedad de Crobn pueden provocar esta anemia por falta de ácido fólico. Otro sector con alto riesgo son las embarazadas.

Se puede prevenir comiendo a diario, cinco raciones de hortalizas y frutas, intentando que, al menos una de ellas sea en forma de ensalada. Dos o tres veces por semana, haz un hueco a las legumbres, los huevos, el foigrás y las nueces.

Por otro lado como postre puedes elegir el mango, ya que es la fruta con más hierro que impulsa las defensas y combate el aspecto ojeroso y pálido de las personas con anemia.

Imagen | Nutridieta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...