Cáncer de mama

El cáncer de mama es un crecimiento anormal de las células del pecho. La mejor arma para combatirlo es la detención precoz. Cuando el tumor se detecta antes de haberse extendido, el 90% de los casos se curan.

Lo mejor que puedes hacer es una autoexploración mamaria mensual siete días antes de la regla y las revisiones que te aconseje tu ginecólogo. Lo peor que puedes hacer es ignorar los síntomas por miedo. La mayoría de bultos son benignos, pero hay que asegurarse.


Si tienes algún síntoma, como bultos en el pecho o las axilas, sobre todo si es duro, irregular, no te duele y está fijo en la piel recurre al médico. Si notas retracción en el pezón se dan la vuelta y se meten para dentro así como secreción, es decir que te sale un líquido del pezón acude al médico.

Para hacerte las revisiones hay que acudir al ginecólogo desde la primera regla y con la frecuencia que nos indique. Mamografías a partir de los 50 como mínimo cada 2 años.

Por otro lado, si tienes muchas posibilidades de padecerlo puede que el médico te aconseje hacer, quimioprevención: medicamentos que ayudan a prevenir la aparición del cáncer. Se están probando algunos nuevos con menos efectos secundarios que los utilizados hasta ahora.

Se tiene más riesgo a sufrir cáncer de mama si un familiar cercano tuvo cáncer de útero, ovario o colon, si así fuera dilo a tu ginecólogo para más revisiones. En el 20 al 30% de los cánceres de mama hay antecedentes genéticos.

Hay más riesgo de sufrirlo a partir de los 60 años por lo tanto para prevenirlo hay que realizar más revisiones ginecológicas desde los 50 años, con al menos una mamografía cada dos años.

También disminuye el riesgo el tener hijos. Si has tenido varios y les has dado el pecho tienes todavía menos posibilidades de padecerlo.

Imagen | noticiasalava

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...