Cervicitis, enfermedades comunes en la mujer

cervicitis-enfermedades-comunes-en-la-mujer

La cervicitis es una irritación del cerviz causada por varios organismos diferentes. La cervicitis es clasificada generalmente como aguda, que significa que el comienzo de los síntomas es severo y de repente, o crónica, que dura por un periodo de meses o más.

La cervicitis es muy común y afecta a más de la mitad de las mujeres en algún momento de su vida adulta. Un mayor riesgo está asociado con el coito a temprana edad, con un comportamiento sexual de alto riesgo, con múltiples parejas sexuales y antecedentes de enfermedades de transmisión sexual.

  • Causas:

Las causas de esta enfermedad son amplias y numerosas. Una exposición química a un dispositivo insertado en el área pélvica (como un pesario, un capuchón cervical o un diafragma). La presencia del objeto extraño puede hacer que el cuello uterino sea más susceptible a la infección.

El virus del herpes (herpes genital) y el virus del papiloma humano (verrugas genitales) son otras dos enfermedades de transmisión sexual que pueden causar la cervicitis. Las bacterias, como estafilococos y estreptococos, y la proliferación excesiva de bacterias vaginales normales (vaginosis bacteriana) también pueden ser causa de cervicitis. La gonorrea, la clamidia y las trichomonas son infecciones comunes que se transmiten por contacto sexual, y que pueden ocasionar la cervicitis.

  • Síntomas:

Los síntomas más comunes de la cervicitis son los presentados a continuación. Sin embargo, cada individuo puede experimentarlos de una forma diferente:

  1. Flujo purulento (que contiene pus).
  2. Dolor pélvico.
  3. Dolor de espalda.
  4. Problemas urinarios.

Ya que las infecciones de la vagina se pasan fácilmente al cerviz, donde los organismos infecciosos se refugian, el tejido del cerviz puede inflamarse y, o formar una erosión cervical, o una llaga abierta. Una de las primeras señales es un flujo de la vagina parecido al pus. Además, a medida que la erosión cervical empeora, puede desarrollarse una ulceración cervical.

  • Tratamiento:

Las causas infecciosas se tratan con medicamentos prescriptos (antibióticos o antimicóticos), que pueden tomarse por vía oral o ser aplicados en la vagina (crema o loción).

Se puede recomendar la terapia hormonal, especialmente en mujeres posmenopáusicas. La criocirugía, la electrocauterización y la terapia con láser son otras opciones terapéuticas que se pueden tomar en cuenta si otros tratamientos no funcionan.

Imagen | flickr

En CentroMujer |  Cola de Caballo, una infusión con muchas propiedades, Llega un revolucionario método para dejar de fumar, Apúntate a la cosmética natural ‘bio’

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...