Ciertos productos vaginales podrían causar infecciones graves

Un nuevo estudio ha demostrado que el uso de ciertos productos indicados para la zona íntima de la mujer pueden ser perjudiciales para la salud.

infecciones

En la actualidad existe una gran variedad de productos indicados para las zonas íntimas para diversos usos, pero lo cierto es que toda mujer debe prestar especial atención a lo que se coloca en esa parte tan delicada de su cuerpo, ya que un reciente estudio desarrollado en los Estados Unidos ha demostrado que muchos productos vaginales como limpiadores o lubricantes estuvieron fuertemente asociados al incremento del riesgo de padecer infecciones vaginales.

Las infecciones vaginales causan levaduras y bacterias en la flora de la vagina, lo que genera daño en la zona con una serie de síntomas sumamente molestos como ardor, inflamación, picazón e inclusive flujos de color y olor fuerte. Los productos además en ocasiones pueden ser sumamente agresivos y actuar lesionando el tejido vaginal lo que eleva la vulnerabilidad de la zona a contraer enfermedades de transmisión sexual tales como la clamidia, el herpes o el HIV, entre otras.

Sobre el asunto la autora principal, Joelle Brown, de la University of California, en Los Ángeles, expresa:

«Las mujeres deberían saber que existen cada vez más pruebas de que algunos productos que se colocan en la vagina lesionan el tejido, lo que aumenta el riesgo de padecer vaginosis bacteriana e infecciones de transmisión sexual».

Por su parte, el jefe de obstetricia y ginecología del Centro Médico St. Elizabeth, en Boston, el doctor Michael Zinaman, que en esta ocasión no participó del estudio, opina:

«Claramente, se están dañando a sí mismas con el uso de la gran mayoría de los productos que están en las góndolas por consejo de madres y amigas».

Para la investigación se contó con la participación de un total de 141 mujeres de Los Ángeles que tuvieron a bien responder un cuestionario sobre los productos que utilizaban en su intimidad y accedieron a realizarse un análisis para la detección de posibles infecciones vaginales, al comienzo del estudio y posteriormente un año después del mismo.

El 66% de las mujeres indicó que durante el mes anterior había utilizado productos de higiene vaginal, se había dado duchas o usado lubricantes además de otros productos de venta libre diferentes a tampones.

El 45% de las mujeres que usaban productos intravaginales se decantaban por la compra de jabones comerciales o mezclas caseras como agua y vinagre, por ejemplo.

Entre los productos más utilizados en la zona destacaron los lubricantes sexuales, el 70% eligió los de venta comercial, el 17% prefería lubricarse con jalea de petróleo y el 13% restante utilizaba aceites para favorecer sus relaciones sexuales.

Luego de tener todos estos datos los análisis en laboratorio se pudo definir que aquellas mujeres que usaban productos que no debían introducirse en la vagina eran las más propensas a sufrir de infecciones por bacterias o levaduras, siendo frecuentes los casos de vaginosis bacteriana o infecciones por Candida, un hongo que puede causar mucho daño.

Lo que ocurre es que ciertos productos de uso frecuente actúan alterando el pH interno y natural de la vagina, barriendo con la comunidad de microbios que la habitan de forma natural y que son positivos para cuidar la salud de la zona, lo que la vuelve vulnerable a la proliferación de productos dañinos.

Fuente: Terra
Foto: cordon.alejandro

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...