Combatir las alergias primaverales

Consejos para minimizar los efectos del polen

La primavera es una temporada delicada para las personas que sufren de algún tipo de alergia. Un mayor número de días soleados junto con las temperaturas altas favorecen la prolongación de la época de polinización de las plantas y perjudican la salud de las personas. A más, el cambio climático y la contaminación atmosférica en los entornos urbanos intensifican los efectos y pueden provocar problemas de salud graves. Por ello, es importante conocer estos consejos para reducir la exposición al polen.

La alergia al polen es muy común

La alergia al polen es muy común

Llega la primavera y un 30% de los españoles ya están empezando a padecer estornudos, goteo nasal, picores de nariz, ojos y garganta… y en definitiva, todos los síntomas propios de los alérgicos al polen; y cada vez son más las personas que, con una edad avanzada, se vuelven alérgicos al polen. Para paliar sus efectos se pueden seguir una serie de estrategias o consejos:

Consejos para combatir los efectos del polen

1. Cerrar la casa: los días cálidos, soleados y con viento deben evitarse permaneciendo en un lugar cerrado bien sea en casa o adecuando la oficina (cerrar ventanas y puertas). Otro consejo es darse una ducha o usar un humidificador para contrarrestar la sequedad del ambiente.

2. Aire acondicionado: existen filtros para retener partículas adecuados para las personas que sufren alergia al polen, es importante que revisemos que se trata de los que van mejor.

3Viajar en coche: si se debe viajar en coche es importante que las ventanillas se mantengan cerradas y que se salga fuera lo menos posible. Disponer de un humidificador en el coche y un buen surtido de pañuelos ayudarán. Por supuesto se deben evitar desplazamientos en bici o paseos.

4Escoger las mejores horas: la mejor franja horaria para salir fuera de casa se sitúa entre las 10h y las 19h ya que así evitamos las horas de más emisión de pólenes y de descenso de la concentración de la atmósfera.

5El campo no, la playa sí. Hay que evitar aquellos lugares en los que las plantas y flores son más abundantes. El campo o los parques de las grandes ciudades no son nada aconsejables ni en primavera y ni los días de viento. La playa por el contrario es el mejor lugar para pasear en esos días de riesgo.

6. Crearse una ‘armadura’ contra el polen: para evitar la exposición del polen con los ojos hay que usar gafas; podemos llevar mascarilla o un pañuelo húmedo en la nariz y enjuagarnos la nariz si tenemos estornudos. Por último debemos usar ropa secada dentro de casa, así evitaremos que contenga polen.

Foto: Horia Varlan en Flickr.

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...