Cómo afrontar la menopausia

No es ninguna enfermedad, pero algunas mujeres lo pasan tan mal que simplemente hay que seguir unas pautas de buenos hábitos para afrontarla.

Fruta y verdura es importante tomarla durante la menopausia

Sabemos que la menopausia es el cese permanente de la menstruación en la mujer. Es un paso dentro de un proceso lento y largo de envejecimiento reproductivo pero que quede claro que no es una enfermedad. La edad promedio de una mujer que está teniendo su último periodo, la  menopausia, es de unos 51 años.

Esa última menstruación viene precedida por el climaterio, que es la fase de transición entre la etapa reproductiva y no reproductiva de la mujer.


Debido a los cambios hormonales experimentados, el 75% de las mujeres en torno a los 45-50 años sufre molestos síntomas durante la premenopausia y la menopausia. Son signos físicos y emocionales que no suponen una amenaza para la salud, pero que alteran la dinámica social y laboral de las mujeres que los padecen influyendo por lo tanto en su calidad de vida llegada hasta el punto de que muchas mujeres lo pasan mal.

El periodo de la premenopausia suele comenzar en torno a los 45 años y los primeros signos generales que experimentan las mujeres son fatiga, retención de líquidos, sudoración, sofocos, etc., junto con cambios en el estado de ánimo, irritabilidad y problemas para conciliar el sueño.

Es a partir de los 50 años, esos trastornos fisiológicos se agudizan, llegando incluso a desembocar a largo plazo en osteoporosis y aumento del riesgo cardiovascular. Es la fase de la menopausia, que implica la desaparición definitiva de la menstruación durante doce meses consecutivos y sin una enfermedad que la provoque.

Por ello llegado este punto hay que tener en cuenta unos hábitos para afrontarla lo mejor posible. Lo primero es que la mujer afronte este momento con una actitud positiva y siga con la autoestima alta. La actividad física es importante para conseguir beneficios cardiovasculares y retrasar la aparición de trastornos, y ayuda a mantener la fuerza muscular y evitar caídas.

Hay que tener cuidado durante la menopausia con el aumento de peso y a la aparición de hipertensión arterial, colesterol alto y otras dolencias. Cuidado con la sal por la tensión y es importante el control con el ginecólogo.

Imagen | eVidaSana.com

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...