Cómo cuidar la vista en verano

Los ojos son uno de los sentidos más delicados, sobre todo cuando nos referimos a la vista en verano con el sol en su punto más alto

ojos

Los ojos son uno de los sentidos a los que sometemos a mayor presión en nuestra vida diaria, y aunque en invierno hay que protegerlos igualmente, sobre todo si salimos de vacaciones a lugares de montaña en los cuales la radiación es mayor que a la que nos exponemos en la ciudad o en el campo de forma natural, en verano cabe extremar las precauciones porque estés donde estés el sol brilla con su máxima fuerza y puede causar importantes daños en tus ojos. Precisamente por ello hoy en nuestro blog hablamos de la salud visual y de los cuidados que has de tener durante la temporada estival.

Cómo cuidar la vista en verano

Lo más importante es que no te expongas directamente a la luz solar, es decir que no mires de frente al sol de forma prolongada, ya que sus rayos pueden causar problemas de visión. Pero si lo haces con gafas, ya que gracias a sus cristales oscuros los proteges, procura que siempre sean homologadas y que tengan la suficiente protección como para garantizarte la salud visual óptima.

Ten en cuenta que si no apuestas por unas gafas homologadas, exponerte al sol será peor que hacerlo sin ningún tipo de lente, ya que el cristal oscuro sin protección le indica al ojo que baje la guardia y es en ese momento cuando se pueden sufrir quemaduras graves y daños serios en la retina y en la cavidad ocular.

Sin embargo, no solo de las gafas correctas que es casi siempre de lo que hablamos en verano para protegernos del sol queríamos hablarte hoy, porque la idea es aprovechar la temporada para mantener una correcta salud ocular, y por ello, ya que abundan las verduras y vegetales, no está de más aprovechar para aumentar el consumo de ensaladas para conseguir que aumenten las vitaminas que tenemos en nuestro organismo y de paso que mejore nuestra calidad visual así como reforzar el sistema ocular.

Pero esto no es todo, porque precisamente como en verano solemos estar más tiempo fuera hay que procurar no abusar de las lentillas y aplicar, si se nos resecan los ojos con la luz o la exposición al sol, gotas humectantes que pueden recetarte en las farmacias o en tu óptica habitual. Por último, más vale siempre tener en cuenta que hay que hacer revisiones a menudo para evitar prevenir cualquier problema ocular que luego resolver será mucho más complejo

Imagen: jlmaral

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...