Cómo nos afecta el equinoccio de otoño

Con la llegada del otoño podemos padecer síntomas relacionados con el cambio de estación. Comentamos algunos de ellos.

Estampa otoñal

Desde esta misma madrugada hemos entrado en una nueva estación del año, el otoño. Anoche fue lo que conocemos como equinoccio y esta situación la vivimos dos veces al año: en la llegada de la primavera, -el 20 ó el 21 de marzo-, y en la llegada del otoño, -el 22 ó 23 de septiembre-, con lo cual acabamos de pasar el equinoccio de otoño. Cada año se repiten las mismas circunstancias: los dos polos terrestres se encuentran situados a una misma distancia del sol, por lo que hoy martes, tendremos las mismas horas de luz tanto en el hemisferio norte, como en el sur. Esto significa, que a partir de hoy iremos perdiendo, aproximadamente, unos tres minutos de luz cada día.

Así que prepararos, porque los días se nos acortan, la temperatura dejará de ser tan agradable y nuestro cuerpo sufrirá los cambios típicos de esta estación. Es más, con la llegada del otoño nos visitan los primeros resfriados, ya que nuestro sistema inmunológico todavía no se ha acostumbrado a las nuevas temperaturas. Pero no solo nuestro cuerpo dará constancia de estos cambios a nivel físico. Psicológicamente muchas mujeres notan el cambio de estación, es lo que se conoce como Trastorno Afectivo Estacional (TAE).

Entre los síntomas más comunes encontramos dificultades para dormir o aumento del sueño, problemas de concentración, inapetencia sexual, desinterés por casi todo lo que nos rodea –incluso el trabajo-, poca energía, mal humor, desesperanza, lentitud, tristeza, irritabilidad, etc. Cada mujer reacciona de manera diferente según los cambios estacionales, pero, en general, solemos tener una pequeña caída de humor hasta que nos acostumbramos a la nueva estación.

Este tipo de trastorno puede afectar a todas las edades, desde los niños hasta los hombres, aunque se da en mayor medida en las mujeres. No obstante, las personas que viven en lugares de la Tierra donde las noches son mucho más largas que los días, suele darse con más frecuencia este tipo de trastorno. Por lo tanto, ¿de qué manera podemos afrontar la llegada del otoño? Uno de los primeros consejos de los especialistas frente a este tipo de trastorno es dormir mucho e intentar que el sueño sea de calidad, comer saludablemente, hacer ejercicio y, como en mi caso, intentar proponerse proyectos para encarar el mal tiempo con buena cara.

Personalmente me ayuda mucho pensar que la estación del otoño es realmente muy bonita porque aún no hace el frío invernal, por lo tanto se puede salir a pasear. Además, en esta nueva estación los árboles cambiarán sus hojas a tonos marrones, naranjas, amarillos y ocres, por ello, es uno de los mejores momentos para dar un paseo por un parque o por el campo y disfrutar de este espectáculo de la naturaleza que nos proporciona el otoño. ¿De qué manera encaráis vosotras el cambio estacional del otoño?

Vía | nlm.nih.gov

Foto | Kamil Porembiński

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...