Cómo proteger a los hijos de los riesgos de Internet

Hoy en día los padres se encuentran inmersos en una paradoja con respecto a la tecnología que está al alcance de sus hijos: ¿dejar o no dejar que usen el internet? De un lado, la importancia del uso de los ordenadores en la vida educativa es algo que no se puede echar de menos y de otro, los mismos padres saben de los peligros que pueden acechar en la red.

No hay duda que en muchos casos son los propios hijos los que están mucho más avanzados que los padres en temas de la tecnología, por lo que algunas veces los padres llegan sentirse intimidados e inseguros con respecto a poder aplicar algunas reglas a sus hijos que “todo lo saben”. Sin embargo, los niños no están a salvo de los peligros a pesar de sus conocimientos informáticos, de hecho muchos de ellos son atrapados de manera muy ingenua cayendo en manos de pedófilos sin escrúpulos, siendo casi una obligación de los padres el saber ponerle un alto a la inmersión de los hijos en Internet.

Para la tranquilidad de los padres, existen programas de seguridad que están a disposición de todos, es decir programas que son capaces de limitar lo que los niños ven (hay que recordar que los comerciales de pornografía aparecen en cualquier momento y hasta en las comunidades de redes virtuales sin discriminar la hora o el público que los vea). Así, los padres pueden sentirse con menor presión frente a este tema, sin embargo, esto no quiere decir que den las cosas por sentadas, a decir verdad la red es un lugar que crece día a día por lo que los niños siempre enfrentan nuevos riesgos. De hecho, una de las mejores precauciones frente al tema de sexual en internet es que los padres se aseguren que sus hijos sepan cómo actuar y reaccionar a lo que todos los días aparece en el ordenador.

¿Cuáles son los riesgos?
Una de las peores situaciones para su hijo en la red es que encuentre un pedófilo, pero esta no es la única experiencia negativa, hay otras que bien podrían resultar reprochables o ilegales. Por tanto, los niños tienen que saber que no todo lo que se lee en la web es necesariamente verdadero, y por tanto, dicho material es inadecuado para ellos. A decir verdad, un niño puede acceder a sitios pornográficos, de drogas y con diferentes contenidos que están totalmente explícitos de una manera fácil, pero no por eso debemos agobiarnos. Una educación abierta y correcta, junto con una vigilancia exhaustiva por nuestra parte, puede solucionar el problema.

¿Qué se debe hacer?
A continuación le expongo diez reglas básicas que se deben discutir con los hijos para que con este aprendizaje se llegue a una comprensión total del tema:

  1. Monitorizar el uso que sus hijos le dan al internet. Para poder conseguir esto, lo mejor será que ubique el ordenador en un lugar donde toda la familia circule comúnmente y también, podría restringir el uso del ordenador por la noche.
  2. Comprar un buen software de seguridad es un buen método para poder actualizar con frecuencia éstos (cabe recordar que cuando no son productos originales no se pueden actualizar online). Por ejemplo, el uso de McAfee Internet Security Suite le garantiza la protección de su ordenador contra virus, hackers y programas espías. Además, existe la función de filtrar contenidos, imágenes y sitios que puedan ser ofensivos para los usuarios. De otro lado, este software antivirus también resguarda su computadora de cualquier riesgo que podría llegar a su correo electrónico, es decir de los archivos descargados desde sitios de reparto P2P.
  3. Hable con sus hijos y pregúnteles si han entendido cuáles son las reglas básicas para usar sitios de redes sociales como por ejemplo: Facebook, MySpace , Tuenti o Hi5 y también los blogs. Una de estas conversaciones debe incluir el proteger siempre sus contraseñas y nunca publicar su información personal o fotos que podrían ser inadecuadas. De hecho, tanto los blogs como los sitios de redes sociales tienen herramientas de privacidad que se activan cuando se detectan a usuarios potencialmente peligrosos. Estos sitios le brindan herramientas que protegen a niños que tienen menos de 15 años de edad.
  4. Desarrolle un nivel de confianza con su hijo que le permita saber cuando ha quedado en tener algún encuentro personal con alguien que conoció en Internet. Usted debe acompañarlo a tal lugar. Nunca permita que su hijo acuda solo a ningún encuentro, que deberá producirse siempre en lugares públicos y bulliciosos.
  5. Su hijo debe saber que no se deben descargar archivos de usuarios que no se conocen.
  6. Su hijo no debe rellenar formularios o encuestas en línea. En realidad, existen lugares que son fiables como por ejemplo Nickelodeon o Disney, pero aún así hay otros que parecen ser lo que no son, por tanto, siempre debe comunicarse con sus hijos para poder verificar la política de privacidad y las reglas de conducta de dicho sitio.
  7. Converse siempre con su hijo sobre si ha comprendido que hay personas que mienten acerca de su edad y de quiénes son y que además, los amigos que han hecho por Internet siempre serán desconocidos.
  8. Explíqueles a sus hijos que los correos electrónicos que no se conocen deben ignorarse, así como también cualquier mensaje instantáneo de personas desconocidas. Además, nunca se deben abrir archivos adjuntos.
  9. Utilice navegadores dirigidos especialmente para niños y también mecanismos de búsqueda para estos. Los navegadores como el Kid Browser 1.1, le dan la seguridad de que su hijo no leerá ni verá imágenes inadecuadas. Además, vienen previamente configurados con sitios que son seguros para menores de edad y también con filtros léxicos predefinidos.
  10. Existen diferentes listas de sitios seguros para menores que usted y su hijo pueden revisar, están hechas por expertos en el tema y le aseguran la tranquilidad suya y de sus hijos.
Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...