Consejos para conseguir un buen descanso

Tanto los niños como los adultos necesitan descansar bien durante las noches para afrontar el día con toda la energía posible, por eso hay que tener buenos hábitos de descanso.

Dormir bien

Dormir bien es uno de los pilares fundamentales para conseguir que el cuerpo funcione y responda a lo largo de todo el día cumpliendo con energía a todas las obligaciones de la rutina, por lo que no es difícil imaginar que si no se descansa bien todo se vuelve más complicado inclusive se puede sufrir de malestar, de mal humor y de todo tipo de problemas en lo personal.

El buen descanso nos permite sentirnos bien y mantenernos activos y saludables, siendo algo completamente imprescindible para conseguir un buen desarrollo intelectual y físico en cualquier momento de la vida, por eso hay que prestar atención a las horas de sueño y evitar todo lo que comprometa el buen descanso, ya que hay que evitar a toda costa que el insomnio forme parte de nuestras vidas.

El estrés y una gran cantidad de factores que se han vuelto sumamente cotidianos pueden llegar a afectar enormemente el descanso, es por eso que Pikolín y el Colegio Profesional de Fisioterapeutas de la Comunidad de Madrid han desarrollado una guía de consejos que pueden implementar todos los miembros de la familia, tanto niños como adultos para conseguir que las noches rindan más y el sueño sea mucho más reparador.

Entre las recomendaciones básicas, destaca el hecho de que cada persona debe dormir en la postura en la que se sienta más cómoda, siendo la más recomendable la posición fetal que es colocando el cuerpo de lado, o sino boca arriba, ya que son las posturas en las que se consigue una mejor columna de aire, lo que nos permite respirar mejor y por lo tanto descansar toda la noche.

El colchón debe ser firme pero no duro, debe mantener la correcta postura natural de la columna, y se debe contar con una almohada ni muy alta ni muy plana, tampoco demasiado blanda sino más bien firme para conseguir que el cuello quede alineado con la columna. Los individuos con problemas circulatorios pueden ver aliviados sus síntomas usando un cojín debajo de las rodillas.

Es valioso respetar los tiempos de descanso, en el caso de los adultos no menos de 7 a 8 horas por día, y los niños durante 9 y 10 horas, manteniendo siempre una rutina constante que permita que la persona se vaya a la cama a la misma hora y despierte también a la misma hora todos los días. Antes de acostarse hay que evitar llenar mucho el estómago, lo mejor es una cena ligera dos o tres horas antes de la hora de dormir.

Hay cosas que son mejor evitarlas para conseguir un buen descanso, sustancias como el alcohol, las bebidas con cafeína o teína y el tabaco, no solamente pueden dar problemas de salud sino que entorpecen todo el proceso del sueño y la persona no se sentirá descansada al comenzar el día ya que suelen ser frecuente los dolores de cabeza al despertar.

Foto: quinn.anya

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...