Control del corazón y pecho a partir de los 40

La mujer a partir de los 40, una de los controles generales que no pueden dejar de hacer son los controles de pecho, con una mamografía, que no es más que una radiografía de las mamas, es una de las pruebas que se realizan para detectar el cáncer de mama en sus etapas iniciales, a veces hasta tres años antes de que se puedan notar ningún bulto.

Cuando se vaya hacer la mamografía, evita hacerla cuando tengas la regla o durante la semana antes, porque probablemente los senos estarán hinchados y, por lo tanto más sensibles.

La tiroides, también es una edad para incluir en los análisis rutinarios una comprobación de los niveles de hormona tiroidea. Este análisis evalúa el funcionamiento de la glándula tiroides, que regula muchas funciones del cuerpo.

Puede detectar problemas que afectan al aparato digestivo, al corazón, a la piel, producir fatiga o incluso depresión o ansiedad. También, puede ocasionar hinchazón de cara y de ojos y reglas irregulares. Y es que hay que tener mucho cuidado porque algún cambio en las hormonas tiroideas puede alterar los niveles de salud. Este tipo de análisis de sangre no requiere ir en ayunas aunque se suele hacer junto al análisis normal.

Otra de las revisiones recomendables para las mujeres de más de 40 años es el electrocardiograma, con ella se puede ver en un gráfico la actividad del corazón. El facultativo, en función del historial clínico de la paciente, puede pedir una prueba de esfuerzo o ergometría. La prueba consiste en hacer un electrocardiograma pero con el paciente en movimiento, corriendo en la bicicleta o la cinta estática. Así se ve cómo reacciona el corazón en una situación que requiere esfuerzo.

En este tipo de pruebas se puede detectar el ritmo anormal o engrosamiento del corazón si así fuera.

Imagen | lahipnoterapeuta

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...