¿Cuáles son las diferencias entre una gripe y un resfriado?

Aunque suelen confundirse bastante a menudo, la gripe y el resfriado son cosas diferentes. Hoy te explicamos qué es que para que sepas distinguirlos con facilidad.

gripe

La verdad es que en pleno invierno, y con los bruscos cambios de temperaturas que estamos viviendo y hacen imposible entender al tiempo, son mucho más habituales las enfermedades estacionales. Las más habituales durante esta época son las gripes y los resfriados. Sin embargo, por unos síntomas similares y por una cultura popular que los ha asociado a la misma cosa, suelen confundirse bastante. Es por eso que en este caso queremos ahondar un poco más en las diferencias para que sepas si el malestar que tienes te lo provoca una u otra. ¿Te animas a saber cómo diferenciarlos fácilmente?

Normalmente no sabemos distinguir entre una gripe y un resfriado, pues los síntomas son similares, aunque en la gripe los síntomas aparecen antes y son más duraderos. En realidad, el resfriado es algo más leve que generalmente no requiere de tratamiento alguno más allá de descanso y alguna medicina para sobrellevarlo mejor. La gripe, sin embargo, puede complicarse, sobre todo en niños y ancianos, así como en enfermos crónicos. Es por eso que a este colectivo se le presta especial atención y se le recomienda la vacunación anual para que su cuerpo responda antes a estos ataques de invierno.

Para que te resulte más sencillo entender ambas dolencias, a continuación vamos a analizar cuáles son los síntomas que presenta una y otra. De esa manera, por descarte, es muy probable que logres saber si lo que te está ocurriendo se debe a un resfriado o si responde a una gripe. Así que empieza a revisar los que vienen a continuación para estar segura de lo que te ocurre:

Síntomas del resfriado

  • Secreción nasal acuosa
  • Estornudos
  • Leve dolor de garganta
  • No hay fiebre
  • Hay irritación ocular
  • Puede estar causado por doscientos virus diferentes
  • Para su curación son recomendables los descongestionantes y los analgésicos.

Síntomas de la gripe

  • No suele haber congestión nasal
  • Es frecuente el dolor de cabeza
  • Es frecuente la tos que puede ser seca o con flemas
  • Da escalofríos, malestar y cansancio
  • Es provocado por el virus influencia.
  • Para su curación se necesitan medicamentos antivirales

Sin embargo, la gripe y el resfriado no son las únicas enfermedades estacionales que se pueden confundir entre sí. Es bastante habitual también confundir las gripes con una alergia a determinado elemento. En ese sentido, compartimos contigo los síntomas de estas últimas para que las descartes en caso de ser el caso.

Síntomas de la alergia

  • Secreción nasal acuosa
  • Irritación ocular
  • Tos
  • Escozor de garganta
  • El malestar no es generalizado
  • No hay fiebre
  • No hay dolores musculares ni articulares

Mitos sobre la gripe y el resfriado

Precisamente por ser enfermedades muy comunes, a lo largo del tiempo se han gestado algunos mitos sobre la gripe y el resfriado que no responden a razones científicas. Hoy vamos a analizar algunos de los más habituales para que seas consciente de que en realidad, todo eso que pensabas cierto, nada tiene que ver con la realidad médica. Como siempre que hablamos de estos temas, ayudaría que comentes con amigos y familiares para evitar que estas falsas ideas se mantengan en la sociedad.

  1. Un resfriado puede terminar en gripe: No es verdad, pues el resfriado y la gripe son enfermedades respiratorias, pero las provocan virus distintos.
  2. Al toser, hay que tapar la boca con las manos: Si una persona tose cubriéndose la boca con la mano y luego le da la mano a otra persona, puede contagiarla. Hay que toser tapándose con el brazo.
  3. Si te vacunas, te vuelves inmune: No es cierto, pues las vacunas de la gripe nos protegen contra un 70 o 80% de los virus de la gripe existentes. Si te contagias de gripe, no te vuelves inmune.
  4. Los productos lácteos provocan más flemas: No es verdad. No existe ninguna relación entre los lácteos y las flemas.
  5. Hay que comer poco para acabar con la fiebre: La fiebre no tiene nada que ver con la comida que ingieres, la fiebre es una reacción del cuerpo para eliminar el virus de la gripe. Lo que hay que hacer es beber mucha agua.
  6. No hay que hacer ejercicio: Al contrario, cuanto más ejercicio físico realices, menos resfriados tendrás.

Seguramente hoy ya sepas si lo que te ocurre es una gripe o un resfriado y, además, habrás sacado de tu vida algunos de esos hábitos utilizados para combatir ambas que no eran más que una creencia errónea de la sociedad. ¿Cuál te ha sorprendido más?

Foto: gripe vía Shutterstock

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...