Cuando el calor no te deja dormir

En las noches de verano y cuando no tenemos aire acondicionado en casa, no se descansa bien. Por ello os dejamos algunos consejos para que el descanso no sea una ‘misión imposible’.

Dormir en las noches de verano

Es verano y con esto de la crisis ya no nos podemos permitir dormir toda la noche con el aire acondicionado. Y aunque se tenga ese aparato en casa hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para su uso en las horas del descanso, ya que reseca las mucosas y puede ser perjudicial para personas con asma o problemas respiratorios. Eso sí, dormir sin aire acondicionado se convierte en vueltas y más vueltas en la cama, levantarse a abrir o cerrar ventanas, subir o bajar persianas para graduar la entrada del poco aire fresco que entra por la noche, etc.

Es decir, que dormir en verano sin aire acondicionado puede convertirse en una ‘misión imposible’. Eso sí, en el caso de que tengas la posibilidad de dormir con aire acondicionado debes tener en cuenta de que éste no debe estar dirigido hacia la persona que duerme, tampoco es aconsejable poner el aire acondicionado a temperaturas inferiores a 20 o 22 grados centrígrados y, si es posible, es mejor ubicar el aire fuera de la habitación de dormir.

Pero la realidad de las noches de verano para muchos españoles, es que dormimos sin aire acondicionado  y por ello pasamos calor y bochorno, lo que quiere decir que no te quitas la sensación de calor a no ser que quites la humedad del ambiente y lo refresques y, por lo tanto, no descansamos bien. Es por ello que para evitar que la casa se caliente demasiado es importante que durante el día, las persianas se mantengan bajadas, las ventanas cerradas para que no entre el aire caliente y durante la noche hacer lo contrario: dejar que entre el aire fresco.

Aun así hará calor por la noche, por ello, hay otras rutinas que también podemos hacer para que no nos afecte tanto el calor para dormir. Porque según los expertos no dormir bien nos afecta al rendimiento, a la concentración, al estado de ánimo, etc. Por ello dormir bien es muy necesario para nuestra salud. El primer consejo que nos dan los expertos es una cena fresca, ligera y a ser posible un buen rato antes de acostarse, para evitar digestiones pesadas mientras intentamos coger el sueño.

También es aconsejable que no practiques ejercicio justo antes de irte a la cama porque el ejercicio activa el organismo, todo lo contrario a lo que perseguimos justo antes de ir a dormir. Por otro lado, si tenemos problemas para conciliar el sueño con este calor, es importante no ingerir bebidas excitantes ni energéticas antes de irse a la cama, aunque eso sí, hay que mantener una buena hidratación corporal, por lo que es aconsejable beber, al menos, dos litros de agua repartidos durante todo el día, no justo antes de irnos a dormir.

Otro consejo que suele darnos el médico es que después de comer y durante el momento más caluroso del día se duerma un rato la famosa ‘siesta‘, esto es porque ese rato de sueño conciliador nos facilitará coger el sueño por la noche. Por último, comentar el tema de la ropa de cama, de todas es sabido que el algodón facilita la transpiración, por lo que sábanas y pijamas serán más frescos si son de este tejido. ¿Qué otros consejos añadiríais para dormir bien con este calor?

Foto | Ian Bloomfield

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...