Curarse con Ginseng

El ginseng es sin ninguna duda, la hierba china más conocida en Occidente. Descubre por ello, algunas de las muchas propiedades y aplicaciones que tiene esta planta a nivel terapéutico.

La más destacada y conocida es la cualidad que tiene el ginseng en ayudar al organismo a adaptarse al estrés tanto físico como psíquico. Para superar un estado de agotamiento nervioso puntual, los expertos recomiendan tomar 1-2 cápsulas de 500 mg al día.


En el norte de China, los campesinos toman ginseng para afrontar con energía los largos y duros inviernos. Las personas por lo tanto con baja tolerancia a las temperaturas extremas, pueden añadir cada mañana una cucharadita del polvo de la raíz junto con un zumo de naranja.

Por otro lado, los deportistas toman ginseng para aumentar su resistencia y mejorar sus marcas. Es tal la eficacia que en algunos países se incluye en las listas de antidopaje.

Para la pérdida de concentración también es muy beneficioso, la toma del ginseng combate la fatiga intelectual y mejora la actividad cerebral. De ahí que sea un recurso herbal útil en periodo de exámenes.

Para el colesterol la toma de esta planta ayuda a reducir los niveles altos de colesterol y de glucosa, aparte de impulsar las defensas y reducir los procesos inflamatorios.

También tiene otros usos como puede ser en la cocina. Ya que en algunos países de Oriente, el ginseng es un ingrediente más de las sopas y caldos. Normalmente, se añade 1 g de raíz seca por comensal. En China, la raíz se mastica para recibir una inyección de energía inmediata.

Y también en cosmética tiene su parte de beneficios, ya que las cremas hidratantes enriquecidas con este ingrediente revitalizan la piel y retrasan el envejecimiento, por lo tanto, es un buen dato a tener en cuenta a la hora de elegir una crema para la piel.

Imagen | atozhealthnet

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...