Curarse con la verbena mágica

curarse-con-la-verbena-magica

La verbena también es conocida como la hierba de los hechizos o hierba sagrada, esta planta considerada como mágica en muchas civilizaciones antiguas, se utiliza para una gran variedad de trastornos.

Combinada con flor de saúco, la verbena en infusión aumenta ligeramente el nivel de transpiración, ayudando a bajar la fiebre.

Para vencer el cansancio y reducir la tensión muscular añade al agua del baño, una infusión concentrada de verbena. Para ello, utiliza 3-4 cucharadas por cada medio litro de agua.

También la infusión de verbena combinada con ginkgo, betónica, pasiflora y verbena disminuye la intensidad de los ataques de migraña y favorece el descanso. Hierve una cucharada de la mezcla en un vaso de agua y deja reposar unos minutos antes de filtrar. En uso externo, va muy bien aplicar un paño embebido en infusión de verbena y albahaca y aplicarlo sobre la zona dolorida.

Para la belleza gracias a su riqueza en taninos y mucílagos, la verbena actúa como un excelente protector y cicatrizante natural para la piel. La infusión que se prepara hirviendo una cucharada y media de hojas secas de verbena por vaso de agua y se aplica en frío acelera la curación de las quemaduras solares, los moratones, los eccemas y las heridas.

Imagen | teblanco

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...