Depresión invernal

El Trastorno Afectivo Estacional o más conocido con la depresión invernal es una especie de depresión que sufren muchas personas con la llegada del invierno. Parece estar causada por el menor número de horas de luz al día en esta época del año, ya que ello influye en la bioquímica de nuestro cerebro.

Los trastornos afectivos son los que implican ‘bajones’ del estado de ánimo y los cambios de humor graves que experimentan algunas personas durante el otoño y el invierno.

Los síntomas más habituales se incluyen tristeza y ansiedad, pesimismo, sentimientos de culpa o impotencia, irritabilidad y desasosiego, pérdida de interés en actividades que antes solía disfrutar, aislamiento social, cansancio y disminución de energía, dificultad para concentrarse y recordar detalles, cambios de peso, insomnio en unas cosas y exceso de somnolencia en otros, y pensamientos suicidas.

Este trastorno afectivo emocional se ha asociado con la melatonina, la hormona relacionada con el sueño que se produce en mayor proporción cuando los días son más cortos y más oscuros. Algunos estudios sugieren que cuanto más lejos vive una persona del ecuador, más posibilidades tiene de desarrollar este trastorno.

Dicen los expertos que la mejor terapia es la exposición a la luz o los tratamientos de fototerapia o luminoterapia, también aprovechar las pocas horas de sol, para salir a dar un paseo.

Imagen | enfemenino

Valora esta noticia: 1 estrella2 estrellas3 estrellas4 estrellas5 estrellas (0 votos, media: 0,00 de 5)
Loading ... Loading ...